Inicio ASP Un informe revela inquietantes negligencias médicas acaecidas en Estados Unidos

Un informe revela inquietantes negligencias médicas acaecidas en Estados Unidos

Compartir

En esta era de la información, cada vez es más frecuente escuchar casos de mala praxis o negligencia médica, como la extirpación de órganos equivocados, instrumentos quirúrgicos “olvidados” en el cuerpo del paciente o conductas sexuales inapropiadas, y esto está provocando que en la sociedad haya un creciente sentimiento de desconfianza hacia los médicos y que haya cada vez más prejuicios contra su autoridad.

En Estados Unidos, como en otros países, los médicos que cometen negligencias son sometidos a procesos disciplinarios, pero eso no significa que muchos de ellos no puedan seguir trabajando mientras los Consejos Médicos de los estados donde ejercen investigan las demandas o supuestas negligencias, desbancando así la creencia por parte de los pacientes de que todos los médicos que cometen errores quedan suspendidos automáticamente y no pueden seguir ejerciendo la medicina.

La revista estadounidense Consumer Reports ha publicado un informe titulado “Lo que no sabes de tu doctor puede lastimarte”, que muestra lo común y terribles que son esos percances, y plantea la disyuntiva entre la posibilidad de que los pacientes sepan si su médico ha cometido una supuesta negligencia, o está sometido a un proceso disciplinario, o no.

Algunos descubrimientos sorprendentes

  • Una pediatra fue disciplinada 13 veces por estar bajo los efectos de drogas, perjudicando su capacidad de practicar una medicina segura a sus pacientes.
  • Un cirujano ortopédico “estaba tan desatento” a la fractura del fémur de un hombre que terminó amputándole la pierna.
  • Un ginecólogo obstetra retiró el ovario equivocado en lugar del que tenía un quiste. La paciente descubrió el error cuando llegó a su casa y sufrió un dolor insoportable.
  • Un médico general prescribió más de 4 millones de dosis de hidrocodona -un opioide derivado de la codeína- en 15 meses, pero “sólo documentó una fracción”.
  • Un psiquiatra fue descubierto consumiendo alcohol durante su turno de trabajo.
  • Un urólogo fue arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol cuando estaba de guardia, superando en casi dos veces el límite legal.
  • Un neurólogo permitió que sus asistentes, sin licencia médica todavía, otorgaran a sus pacientes analgésicos opiáceos por bomba de infusión. Como consecuencia, una paciente recibió más de cuatro veces la dosis apropiada y murió al día siguiente.

  • El informe asegura que “algunos de estos casos plantean la pregunta de qué es lo que se necesita para que se suspenda o revoque la licencia de un médico. Y si estas transgresiones son regularmente toleradas y sólo modesta y discretamente sancionadas, el sistema para disciplinar a los médicos necesita ser más transparente, confiable y accesible”.

    Lisa McGiffert, líder del proyecto Safe Patient Project, afirma que el problema es más amplio: “Miles de médicos en Estados Unidos siguen practicando a pesar de que están en proceso disciplinario por asuntos graves como uso de drogas, mala conducta sexual, negligencia grave, cometer errores despreocupados y en ocasiones letales”, explica.

    En Estados Unidos, los Consejos Médicos son los organismos gubernamentales estatales encargados de otorgar licencias a los médicos y de investigar las quejas y demandas legales, para el ciudadano de a pie, el acceso a la información es complicado. Es posible revisar el historial de un médico en la Federation of State Medical Boards (Federación de Consejos Médicos Estatales) pero, tal como explica Lisa McGiffert, aunque aparezca la palabra “demanda” junto al nombre del médico, las razones de ésta no se explican.

    Por otra parte, los comentarios de otros pacientes publicados en Internet, dice McGiffert, no siempre son confiables. “Debería ser más sencillo para los pacientes revisar el historial disciplinario de sus médicos”, añade.

    El pasado mes de diciembre, Consumer Reports pidió al Consejo Médico de California que exija a los médicos que están sometidos a procesos disciplinarios informárselo a sus pacientes, pero el Consejo rechazó la idea porque esto perjudicaría la relación entre médico y paciente. En cambio, en otros estados en EE.UU. sí publican los nombres de médicos que están siendo disciplinados, incluyendo incluso documentos que explican las acusaciones y las demandas.

    Según Consumer Reports, un “gran porcentaje” de los 1,25 millones de médicos que tienen licencia para ejercer en el país, están siendo sometidos a procesos judiciales por mala praxis, y muchos lo seguirán haciendo hasta que las Juntas Médicas, que los monitorean periódicamente, se aseguren de que no están cumpliendo con la ética médica, caso en el que se les permitiría restringir al médico de la práctica de ciertos procedimientos, exigirle entrenamiento adicional, suspender o revocar su licencia.
    ..Susana Calvo