Inicio ASP El peor brote de fiebre amarilla en los últimos 30 años en...

El peor brote de fiebre amarilla en los últimos 30 años en Angola ha causado ya la muerte de 225 personas

Compartir

Al menos 225 personas han muerto por fiebre amarilla en Angola, donde se han registrado 1.600 casos desde que estalló el brote en diciembre del año pasado, el peor de este tipo en los últimos 30 años, y es que ha supuesto la reaparición de la enfermedad en el país africano, informó el Gobierno.

Durante la visita de la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, al país africano para abordar esta crisis sanitaria, el ministro de Sanidad angoleño, Luis Sambo, actualizó la cifra de fallecidos que, el pasado 21 de marzo se situaba en 158, y ahora, son ya 225 los muertos.

En este momento estamos completando la campaña de vacunación en la provincia de Luanda y tan pronto como sea posible se iniciará en otras provincias”, explicó Sambo a los medios nacionales.

El ministro precisó que desde diciembre se han registrado 1.600 casos en 16 provincias de todo el país y que la tasa de mortalidad de la epidemia es de cerca del 14%.

Hay que vacunar a 19 millones de personas en Angola para frenar este brote
Durante su estancia en Angola, Chan se reunió con el presidente angoleño, José Eduardo dos Santos, y visitó varios centros de vacunación y hospitales de la capital.

La OMS felicitó a las autoridades por los esfuerzos que está realizando para frenar la epidemia, ya que cerca del 87% de la población de la provincia de Luanda, donde se ha registrado el mayor número de afectados, ya ha sido vacunada.

No obstante, insistió en que el Gobierno tendrá que vacunar urgentemente a 19,3 millones de personas que están en riesgo de contraer la enfermedad en 16 de las 18 provincias que forman el país para detener la epidemia.

Al no existir un tratamiento específico de cura, salvo la mitigación de sus efectos (insuficiencia hepática, renal o lesión miocárdica en casos agudos), la prevención es básica, y es que depende de vacunas y de evitar la reproducción de los mosquitos.

Por eso, Chan también pidió a las familias angoleñas que “luchen contra los mosquitos” para evitar el contagio.

Se calcula que cada año se producen en el mundo 130.000 casos de fiebre amarilla, enfermedad vírica aguda, hemorrágica que, transmitida por mosquitos infectados, causan unas 44.000 muertes en países endémicos africanos, donde se produce el 90% de los casos de fiebre amarilla.
..Redacción