Inicio ASP Nuevo tratamiento puede alargar la vida de los órganos trasplantados

Nuevo tratamiento puede alargar la vida de los órganos trasplantados

Compartir

Tal y como revela un estudio publicado el pasado martes por la revista británica “Nature“, un equipo de científicos estadounidenses de los Institutos Nacionales de Salud (NHI) de Bethesda (Washington),ha desarrollado un tratamiento que alarga la esperanza de vida de animales con órganos trasplantados de otras especies, lo que significa un avance en el campo de los trasplantes de órganos y tejidos entre diferentes especies, llamados xenotrasplantes.

Este nuevo fármaco, que actúa como un supresor del sistema inmunológico, fue suministrado a babuinos a los que trasplantaron corazones de cerdo y según los investigadores, este tratamiento logró alargar la vida de los primates hasta una edad máxima nunca alcanzada hasta ahora. El corazón del cerdo implantado, explican los expertos, no sustituyó al del mandril, sino que fue conectado a su sistema circulatorio, una técnica con la que le permitieron que latiera durante más de dos años.

En los últimos años, se han aplicado diferentes tratamientos para tratar de subsanar una de las principales dificultades con la que se han topado los investigadores: la fuerte resistencia que presenta el sistema inmunológico ante la presencia de un órgano o tejido extraño, lo que provoca rechazos al trasplante. Entre ellos, los científicos han modificado los genes del órgano o tejido del donante asociados a la respuesta inmunológica del individuo receptor, a la vez que han desarrollado fármacos que anulan hasta cierto punto el sistema de defensa.

Para el estudio, los investigadores, liderados por el científico Muhammad Mohiuddin, utilizaron a un grupo de cerdos donantes cuyos corazones habían sido sometidos a tres modificaciones genéticas, lo que propició un aumento de la tolerancia inmunológica en los animales receptores, los babuinos.

Asimismo, mejoraron esa técnica aplicando un tratamiento, denominado inmunomodulatorio, que consiste en la administración de un “cóctel” de anticuerpos y fármacos denominado “2C10R4 anti-CD40”, con el que controlaron la reacción del sistema de defensa inmunológica de los babuinos.

Mientras los receptores se encontraban bajo este nuevo tratamiento, los corazones trasplantados de los cerdos consiguieron sobrevivir una media de 298 días, mientras que el más longevo llegó a los 945 días, indica el informe.

Los expertos tienen la esperanza de que los xenotrasplantes puedan algún día ser una realidad para los pacientes humanos, lo que contribuiría a atajar la escasez existente de órganos y tejidos.
..Susana Calvo