No se pierda

‘BioMetPhon’, el software que podría ayudar a diagnosticar la enfermedad de Parkinson

11 de abril, 2016
Parkinson

El equipo de la Unidad Integral de la Voz (Univoz) Hospital Vithas Nuestra Señora de América de Madrid, en colaboración con el Centro Tecnológico de Biomedicina de la Universidad Politécnica de Madrid (CTB), está investigando la aplicación de un nuevo software de la voz que permita ser una prueba complementaria para el diagnóstico diferenciado en la enfermedad de Parkinson, cuyo día mundial se celebra hoy 11 de abril.

‘BioMetPhon’, que así se llama el software, analiza la calidad de voz para laringología, neurología y logopedia, y podría ser clave en el diagnóstico diferencial y evolución del Parkinson que, después del Alzheimer, es la segunda enfermedad neurodegenerativa en el mundo en prevalencia e incidencia, ya que alrededor de 10 millones de personas en todo el mundo la tienen diagnosticada, siendo el mayor número de casos diagnosticados cuando los pacientes tienen entre 60 y 70 años.

A través de la utilización de un software específico y del estudio de unos parámetros, este sistema nos ayuda a comprender la propia enfermedad, su evolución, así como los procesos de deterioro en los mecanismos que intervienen en la deglución, el habla y el lenguaje. Todo ello, además, permite desarrollar programas terapéuticos mucho más definidos, evaluables y mucho más eficaces”, explica el coordinador rehabilitador de la Unidad Integral de la Voz del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, Julio Ampuero.

Este tipo de software que, ya se utiliza en la realización de estudios de la evolución del paciente con Parkinson, permite analizar la evolución de algunos de los síntomas de la enfermedad, como son la dificultad de hablar o tragar, entre otros. Para ello, se le hace al paciente repetir una serie de sonidos y frases, para observar la evolución en las ondas sonoras. “Esta dinámica se repite a las 12 ó 15 sesiones de rehabilitación, para ver si algunos parámetros como la onda glotal, la intensidad, timbre, espectrograma, armónicos y los formantes, entre otros, han tenido una evolución positiva o no, y comprobar si la rehabilitación es eficaz. Podemos tener, así, una herramienta sistémica y evaluable que complementa todo el proceso terapéutico”, concluye Ampuero.
..Redacción