No se pierda

En los últimos 10 años el consumo de estatinas ha aumentado un 442%

11 de abril, 2016
Estatinas

Los resultados del estudio ‘Heart Outcomes Prevention Evaluation’ (‘HOPE-3′) que, fue presentado en el 65 Encuentro Anual del American College of Cardiology (ACC, por sus siglas en inglés) que, del 2 al 4 de abril se ha celebrado en Chicago (Estados Unidos), ha abierto el debate sobre la extensión de la indicación de las estatinas en la prevención de eventos cardiovasculares y, cuyo consumo, según datos de la Agencia Española de Medicamentos (AEMPS), ha aumentado un 442% en los últimos 10 años.

El estudio ha analizado un total de 12.705 hombres y mujeres mayores de 55 años con riesgo intermedio pero sin ninguna enfermedad cardiovascular. De entre estos pacientes, un subgrupo recibió tratamiento para reducir el colesterol (rosuvastatina) y otro recibió placebo.

Asimismo, y también de manera aleatoria, estos subgrupos recibieron tratamientos antihipertensivos (candesartán) y de nuevo placebo, respectivamente.

Tras un seguimiento medio de 5,6 años, se ha observado que los pacientes que han seguido el tratamiento con rosuvastatina reducen el riesgo de padecer un evento cardiovascular en un 24 por ciento respecto a los pacientes tratados con placebo o a los que han seguido solo el tratamiento antihipertensivo, en cuyo caso no se han observado diferencias significativas.

De este modo, a tenor de los resultados obtenidos del estudio ‘HOPE-3′, sugieren que una dosis diaria de 10 miligramos de rosuvastatina es efectiva en la prevención de eventos cardiovasculares, en combinación o no con una dosis diaria de 16 miligramos de candesartán y 12,5 miligramos de hidroclorotiazida. Por el contrario, el tratamiento con la combinación de un ARA II y un diurético no logró reducir de forma significativa la morbi-mortalidad cardiovascular en este grupo de población.

Los resultados obtenidos demuestran que a los beneficios ya conocidos del tratamiento con estatinas en pacientes de alto riesgo se amplían ahora también a los pacientes de riesgo intermedio y que la combinación de la estatina con un tratamiento basado en un ARA II y un diurético da lugar a una prevención de complicaciones cardiovasculares aún mayor en este grupo de pacientes”, comenta el presidente de la Sección de Cardiología Clínica de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Vivencio Barrios, que destaca al mismo tiempo que “en el grupo de pacientes que fue tratado sólo con la combinación de los antihipertensivos no se observó este beneficio”.
..Redacción