No se pierda

Nuevo estudio sugiere que un gen podría aumentar el riesgo de melanoma, incluso sin exposición al sol

12 de abril, 2016
Precaución sol

Un nuevo estudio insinúa que la genética podría desempeñar un rol importante en el desarrollo del melanoma, incluso aunque las personas no sufran muchas quemaduras solares.

El estudio, publicado recientemente en la revista JAMA Dermatology. ha sido llevado a cabo en Austria y dirigido por la Dra. Judith Wendt, de la Universidad Médica de Viena. Su equipo examinó variaciones en el gen receptor de la melanocortina 1 (MC1R), que afecta a la pigmentación de la piel. Los investigadores ya habían vinculado a ese gen con el melanoma, y las personas de cabellos pelirrojos son las que tienen el riesgo más alto.

El equipo de Wendt examinó los genes de casi 1.000 personas con melanoma, y de 800 personas similares que no tenían cáncer de piel. La edad promedio de los participantes fue de 59 años, siendo más o menos la misma cantidad de hombres y mujeres.

Los investigadores encontraron que el 47% de los que tenían melanoma reportaron más de 12 quemaduras solares en sus vidas, frente al 31% de los demás, lo que pone de manifiesto que la exposición al sol es clave en el desarrollo de la enfermedad.

Desde el punto de vista genético, el equipo también encontró que el 41% de los pacientes con melanoma tenían dos o más variantes del gen, frente a sólo el 29% de las demás personas participantes en el estudio.

¿Tiene más peso la carga genética que la exposición al sol?
El estudio plantea un gran dilema, y es que según los autores, los hallazgos formulan cuestiones sobre si las personas con las variaciones genéticas están en mayor predisposición, y por ende, en un mayor riesgo de tener melanoma, con independencia de la exposición solar.

Neil Box, profesor asistente del departamento de dermatología del Campus Médico de Anschutz de la Universidad de Colorado (Estados Unidos) y que no participó en el estudio, considera al respecto que “no podemos estar seguros de que los hallazgos sean todo lo que se dice”.

Box si incide en la importancia de tomar todas las precauciones posibles a la hora de tomar el sol, “sobre todo los pelirrojos”, la gran mayoría de los cuales portan este tipo de variaciones genéticas, afirma.

Por otra parte, Jeffrey Salomon, profesor clínico asistente de cirugía en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale (Estados Unidos), considera que la genética sí puede tener un rol importante en el melanoma. Las llamadas mutaciones del gen BRAF se han vinculado con entre un 40 y un 60% de los melanomas, indicó.

El 41% de los melanomas son diagnosticados antes de los 55 años, pero como indica la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el melanoma puede aparecer a cualquier edad, aunque cada vez se diagnostican en gente más joven, con una mayor frecuencia concentrada en la edad media de la vida.
..Redacción