Inicio ASP Condenado a pagar 5.400 euros por ejercer de falso médico en Lugo

Condenado a pagar 5.400 euros por ejercer de falso médico en Lugo

Compartir

Un hombre de 55 años ha aceptado una pena de doce meses de cárcel, conmutable por una multa de 4.320 euros, así como una sanción a mayores de 1.080 euros por haber ejercido durante unos dos años como médico de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Lugo (Afalu), a pesar de carecer de la licenciatura en medicina.

Intrusismo profesional y falsedad en documento público u oficial, y es que esos son los delitos por los que lo acusaba el ministerio fiscal, y que pedía inicialmente para este falso médico una pena de tres años y medio de prisión.

Tal y como se recoge en el escrito de acusación del fiscal, y al que ha tenido acceso Efe, cuando el acusado, “al ser requerido por los responsables” de Afalu para que acreditase su titulación, ”confeccionó y aportó a la misma un documento con el logotipo de la Universidad de Santiago de Compostela”, para simular “un supuesto certificado” emitido por el secretario de la “Facultad de Medicina y Odontología”.

En ese falso certificado, en el que aparecía la firma fingida del secretario y un sello correspondiente a la citada facultad, se hacía constar que “el acusado se hallaba en posesión del título universitario de licenciado en Medicina y Cirugía y se hallaba en dicho momento a la espera de recibir un duplicado del mismo por causa de extravío”.

Del mismo modo, presentó un documento en la Facultad de Medicina simulando que era su expediente académico, en el que hizo constar falsamente “la superación de todas las asignaturas de dicha carrera universitaria”. Cuando en realidad, el acusado solamente había aprobado las asignaturas de biología, bioestadística y anatomía de la carrera de Medicina.

El letrado del Colegio Oficial de Médicos de Lugo, Miguel Vázquez, que ejercía la acusación particular, explicó que se aceptó “la propuesta del ministerio fiscal” porque se consideró “suficiente la pena, teniendo en cuenta los hechos”.

El acusado no había puesto en peligro en ningún momento la vida de los pacientes e incluso es relativo que pueda hablarse de pacientes, porque no llegó a realizar ninguna actuación médica propiamente dicha”, sostuvo.

De hecho, precisó que, aunque el acusado “actuaba como médico”, cuando “había el más mínimo problema desviaba al centro médico a los pacientes”.

Por su parte, el abogado de la defensa, Alejandro Fernández Pumariño, recordó que la multa impuesta se corresponde con “los ingresos que tiene en este momento el acusado”, que incluso al final del juicio solicitó el pago fraccionado de los 5.400 euros que tendrá que abonar.

Prestó atención médica a enfermos con asesoramiento y supervisión de pacientes
El fiscal también aclara que entre 2011 y abril de 2013, “el acusado desempeñó funciones de médico en dicha asociación, realizando, entre otras, actividades de atención médica a enfermos de Alzheimer y otras demencias”, incluso con “asesoramiento y supervisión” de pacientes.

También desarrolló “programas de intervención higiénico-sanitaria de enfermos”, elaboró “protocolos y registros de cuidados permanentes”, realizó valoraciones médicas “de pacientes” y pautó cuidados permanentes a los mismos, además de impartir cursos “de formación sobre materias sociosanitarias”.
..Redacción