Inicio ASP El uso de sistemas de control para monitorizar la presión arterial pulmonar...

El uso de sistemas de control para monitorizar la presión arterial pulmonar ayuda a reducir las hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca

Compartir

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) defiende que el uso de sistemas de control para monitorizar la presión arterial pulmonar de los pacientes con insuficiencia cardiaca permitiría evitar o al menos reducir el riesgo de hospitalización de estos pacientes.

Y es que la Sección de Cardiopatía Isquémica y Cuidados Agudos Cardiovasculares de esta sociedad científica, en el marco del XVII Simposio Internacional sobre estos trastornos que desde ayer hasta mañana sábado se celebra en Málaga, han presentado los datos de un estudio que demostró como esta monitorización activa reduce el riesgo de ingresos hasta un 37%.

En España, la insuficiencia cardíaca es la primera causa de hospitalización en los mayores de 65 años. Al año se diagnostican unos 100.000 nuevos casos en el mundo.

Ajustar mejor y frecuentemente el tratamiento con diuréticos y vasodilatadores
Gracias al uso de sistemas de control para monitorizar la presión arterial pulmonar de los pacientes con insuficiencia cardiaca, y a los datos que recibe el equipo médico diariamente, es posible ajustar mejor y más frecuentemente el tratamiento con diuréticos y vasodilatadores. Además, observar la tendencia de la presión de llenado ventricular ayuda a anticiparse a crisis que puedan requerir hospitalización.

Dado que se sabe que la presión arterial pulmonar aumenta más de dos semanas antes de sufrir un episodio que requiera hospitalización, poder monitorizar la presión de los pacientes nos permite actuar antes de que esto suceda y reducir sus consecuencias”, afirma Rosa María Lidón, presidenta de la Sección de Cardiopatía Isquémica y Cuidados Agudos Cardiovasculares de la SEC.

Así, la monitorización ayudaría a guiar a los facultativos en el manejo de la insuficiencia, consiguiendo reducir la presión de la arteria pulmonar, la calidad de vida de los pacientes y el número de hospitalizaciones, tanto por esta patología cardiaca como por complicaciones asociadas.

Permite ajustar el tratamiento más adecuado
Además, añadido Lidón, permite un ajuste del tratamiento más adecuado que con los indicadores que se han usado hasta ahora, como el peso, la tensión arterial o la frecuencia cardiaca. “No obstante, debemos llegar a un consenso sobre a qué tipo de pacientes indicarla, ya que es un tratamiento invasivo que implica introducir un dispositivo en la arteria pulmonar”, matiza.

A lo largo de este XVII Simposio Internacional de Cardiopatía Isquémica y Cuidados Agudos Cardiovasculares, se tratará también con especial interés las novedades en los cuidados de los pacientes con enfermedades cardiovasculares agudas y el futuro de los sistemas de asistencia ventricular percutánea, como puente a tratamiento, a trasplante o incluso a recuperación.
Las técnicas de diagnóstico por la imagen y las técnicas invasivas son otro de los puntos que en estos días también se debatirá, y por ello los asistentes contarán con simuladores cardíacos y vasculares para potenciar la formación en esta área.
..Redacción