Inicio ASP El páncreas artificial “Diabeloop” promete una mejor calidad de vida a los...

El páncreas artificial “Diabeloop” promete una mejor calidad de vida a los diabéticos

Compartir

Un equipo de científicos franceses del Centro de Estudios y de Investigaciones para la Intensificación del Tratamiento de la Diabetes (CERITD), en colaboración con el laboratorio de investigación CEA-Leti, ha desarrollado un páncreas artificial que va a suponer un gran avance para la medicina en general y para los diabéticos en particular.

El dispositivo, llamado Diabeloop, es capaz de medir, de manera inteligente y autónoma, el nivel de glucemia en sangre del paciente, así como decidir la dosis de insulina que debe suministrarle. Su objetivo es devolver parte de la libertad a aquellas personas obligadas a convivir con la diabetes de tipo 1 –aquella en la que el cuerpo no puede producir suficiente insulina a causa de la destrucción de las células que sintetizan esta hormona.

El páncreas artificial está formado por un medidor continuo de glucosa y una bomba pequeña de insulina de tipo parche, ambos conectados via Bluetooth a un smartphone que tiene un complejo algoritmo personalizado que puede precisar las necesidades de insulina de cada paciente en concreto.

El profesor Éric Renard, especialista en diabetes del Hospital de la Universidad de Montpellier (Francia) –uno de los centros hospitalarios implicados en el proyecto–, indica que este páncreas 2.0 pretende devolver “la despreocupación” a los pacientes y, así, mejorar su calidad de vida.

Gracias a este dispositivo, el diabético de tipo 1 ya no tendrá que encargarse de vigilar su nivel de glucosa en sangre ni de decidir acerca de la dosis de insulina que precisa, decisiones que a veces llevan a errores por exceso (hipoglucemia, que, en casos muy graves, conduce incluso al coma) o por defecto (hiperglucemia, que puede implicar problemas en los vasos sanguíneos que irrigan los ojos, los riñones, el corazón y el cerebro o incluso favorecer el desarrollo de aterosclerosis).

Además, Diabeloop se diferencia de otros competidores internacionales en que cuenta con un servicio a distancia, que incluye la monitorización del paciente por parte de equipos médicos las 24 horas del día.

El proyecto comenzó a desarrollarse en Francia desde 2011 y el primer prototipo superó con éxito todos los estudios clínicos realizados en 35 personas en 2014. Actualmente se siguen llevando a cabo numerosos ensayos y tests y, si los resultados son los esperados, Diabeloop empezará a comercializarse en Europa a finales de 2017.
..Susana Calvo