No se pierda

Descubren asociación entre deficiencia auditiva y la diabetes tipo 2

28 de abril, 2016
deficiencia auditiva

Una revisión de varios estudios acerca los posibles vínculos entre la diabetes tipo 2 y las deficiencias auditivas concluye que hay pruebas convincentes de que la diabetes puede dañar el sistema auditivo, y que los médicos deben incluir pruebas de audición en el manejo de la diabetes tipo 2. Los resultados del estudio fueron publicados en un artículo titulado, “La diabetes tipo 2 y la deficiencia auditiva” en la revista Current Diabetes Reports.

Elizabeth Helzner, PhD, profesora asistente en el Departamento de Epidemiología y Bioestadística en la Facultad de Salud Pública del SUNY Downstate Medical Center, dijo: “Una asociación entre la diabetes y el deterioro de la audición en sujetos humanos se ha demostrado en muchos, pero no todos los estudios. La comparación directa de estos estudios es complicada debido a la falta de coherencia a la hora de definir discapacidad auditiva y otros factores“.

Sin embargo, la asociación entre la diabetes y la deficiencia auditiva tiende a ser más fuerte en los estudios que incluyeron participantes más jóvenes, quizás porque en muestras de personas más mayores otras causas de deficiencia auditiva relacionada con la edad pueden enmascarar la contribución de la diabetes a su posible deterioro. Este factor en sí mismo da más importancia a la idea de que la diabetes tipo 2 pueden dañar la audición“.

La Dra. Helzner y su co-autor anotan en el artículo que el estudio epidemiológico de la relación entre la diabetes y la deficiencia auditiva es relativamente nuevo. Explican que se necesitan estudios longitudinales bien diseñados para determinar si los pacientes con diabetes tienen un mayor riesgo de aparición temprana de deficiencia auditiva, y si la progresión de la discapacidad auditiva varía en función del estado de la diabetes.

La discapacidad auditiva es una de las enfermedades discapacitantes más extendidas y afecta a un 16,1% de los adultos en Estados Unidos. Dos tercios de los adultos tienen una discapacidad clínicamente significativa a los 70 años de edad. La deficiencia auditiva se ha asociado al aislamiento social y la depresión, al deterioro cognitivo y la demencia, una mayor propensión a las caídas y las hospitalizaciones, y a un aumento de la mortalidad.
..Susana Calvo