Inicio ASP Enfermería suspende a la Comunidad de Madrid en materia de prevención

Enfermería suspende a la Comunidad de Madrid en materia de prevención

Compartir

La cultura de la prevención es una asignatura pendiente en los centros asistenciales, tanto públicos como privados, de la Comunidad”. Así de tajante se muestran desde SATSE Madrid, que, en el ‘Día mundial de la seguridad y la salud en el trabajo’, reclaman una mayor implicación de los empleadores para velar por la protección de la salud de sus trabajadores.

Un estudio realizado por SATSE Madrid en 2015 recogía que el 14% de los profesionales de enfermería y fisioterapia habían recibido una presión indebida para sacar adelante el trabajo”. Porcentaje que, en opinión del Sindicato de Enfermería, muestra claramente que este riesgo psicosocial, el acoso laboral, “sigue siendo una lacra que, aunque invisible, sigue produciéndose en los centros asistenciales de la Comunidad de Madrid”.

Tal es así que un 23% de los cerca de 1.000 encuestados por SATSE Madrid afirmaba que, en los últimos seis últimos meses, había padecido maltrato psicológico de forma continuada. “Estos datos demuestran claramente que algo falla y que es, precisamente, la cultura de la prevención entre los empleadores”.

El profesional de enfermería, matrona o fisioterapeuta se encuentra expuesto a múltiples riesgos laborales, desde la iluminación a aspectos ergonómicos o riesgos psicosociales, que son los más difíciles de demostrar pero no por ello menos habituales. “Lo normal, explican desde SATSE Madrid, es que las recomendaciones de los Delegados de Prevención, que son los que en mayor medida reciben las denuncias de los trabajadores, queden en el aire hasta que se produce un accidente. Es entonces, y no siempre, cuando se toman las medidas”.

Riesgos más habituales
Uno de los riesgos más habituales en un centro asistencial o sociosanitario es el de caídas. Hay superficies deslizantes, otras lo son tras derramarse líquidos o, simplemente, debido a que el profesional tiene que desplazarse rápidamente para atender una llamada o una urgencia.

Otro de los riesgos que está aumentando en los centros asistenciales de la Comunidad de Madrid es el psicosocial que se produce como consecuencia de la mala organización del trabajo y que, hay que recordar, tiene una alta probabilidad de afectar a la salud del trabajador. Un riesgo motivado por el exceso de trabajo, la alta presión, así como el tener que trabajar a turnos, hacerlo de noche o tener un trabajo precario.

Desde SATSE Madrid se recuerda que la precariedad en la Sanidad Pública madrileña, superior al 30% entre el personal de enfermería, lejos de posibilitar un entorno de trabajo amable genera problemas de salud en los profesionales de enfermería que van desde el insomnio a problemas estomacales o bulimia.