Inicio ASP La rosácea está ligada a un ligero aumento del riesgo de demencia

La rosácea está ligada a un ligero aumento del riesgo de demencia

Compartir

Un nuevo estudio ha descubierto un aumento del riesgo de demencia – en particular la enfermedad de Alzheimer – en pacientes con rosácea. Es importante destacar que el riesgo fue mayor en los pacientes de edad avanzada y en pacientes a los que un dermatólogo les diagnosticó rosácea.

Los resultados están publicados en “The Annals of Neurology”, una revista de la Asociación Americana de Neurología y la Sociedad de Neurología Infantil.

La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que se caracteriza por una elevada expresión de ciertas proteínas – incluyendo metaloproteinasas de la matriz y péptidos antimicrobianos – que también están implicadas en diversos trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia. Dada esta posible relación, un equipo dirigido por Alexander Egeberg, MD, PhD, de la Universidad de Copenhague, investigó la asociación entre la rosácea y la demencia a partir de registros daneses.

Entre los años 1997 al 2012 hubo 5.591.718 ciudadanos daneses de 18 años, incluyendo a 82.439 pacientes con rosácea, a los que se les hizo un seguimiento hasta el 31 de diciembre de 2012, respecto al diagnóstico de la demencia, o muerte por cualquier causa, lo que ocurriese primero.

Un total de 99.040 personas desarrollaron demencia, de las cuales 29.193 fueron diagnosticados con la enfermedad de Alzheimer. Después de los ajustes por posibles factores de confusión, los pacientes con rosácea tenían un riesgo un 7%mayor de demencia y un 25% más de riesgo de padecer Alzheimer en comparación con los individuos sin rosácea. Cuando se estratificó por sexo, las mujeres tenían un 28% de riesgo de enfermedad de Alzheimer y los hombres tenían un 16% de riesgo si tenían la rosácea.

Cuando los resultados fueron estratificados por edad al inicio del estudio, el riesgo de enfermedad de Alzheimer se incrementó de manera significativa solamente en los individuos de 60 años (el riesgo aumentó un 20%). Cuando los análisis se limitaron a pacientes con un diagnóstico de rosácea por parte de un dermatólogo únicamente, el aumento de riesgo de demencia y la enfermedad de Alzheimer fue de un 42% y 92%, respectivamente.

Un subtipo de pacientes presenta síntomas neurológicos prominentes tales como ardor y dolor punzante en la piel, migrañas y síntomas neuropsiquiátricos, lo que sugiere un vínculo entre la rosácea y las enfermedades neurológicas“, explicó el Dr. Egeberg. “De hecho, la evidencia emergente sugiere que la rosácea puede estar vinculada con trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson y ahora también la enfermedad de Alzheimer. Hay algunos solapamientos mecánicos entre la rosácea y la enfermedad de Alzheimer que pueden explicar la asociación observada, aunque los enlaces patógenos entre estas enfermedades aún no están claros“.

El Dr. Egeberg señaló que es importante que los pacientes recuerden que tener rosácea no significa necesariamente que van a desarrollar demencia; Sin embargo, los resultados pueden proporcionar nuevos conocimientos sobre la relación entre la piel y los trastornos neurodegenerativos. Se necesita más investigación para examinar si el tratamiento de la rosácea también puede modificar el riesgo de los pacientes a desarrollar demencia.
..Susana Calvo