No se pierda

Los pediatras se forman para enseñar a controlar el asma

4 de mayo, 2016
asthma

El asma es una enfermedad crónica pero tratable. Por ello el 3 de mayo, Día Mundial del Asma, el lema elegido es: Puedes controlar tu asma. La OMS calcula que 235 millones de personas en el mundo padecen asma, una enfermedad que aumenta de año en año. Se considera que la combinación de factores ambientales, como el aumento de la contaminación, y factores genéticos podrían ser los responsables de este incremento de casos.

Esta enfermedad aumenta especialmente en la infancia. Entre los cambios ambientales que influyen están la alimentación, especialmente por el uso de alimentos precocinados y aditivos, la obesidad, la exposición de los niños al tabaco, el cambio climático, el aumento del consumo de medicamentos, y un factor importantísimo, la exposición temprana a las infecciones víricas. La escolarización temprana aumenta la exposición precoz. Estas son algunas de las ideas de trabajo de los investigadores”, explica el doctor Venancio Martínez, presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP).

En España, 5 de cada 10 adultos y 10 de cada 100 niños padecen asma. Se calcula que aproximadamente 800.000 niños españoles tienen esta enfermedad.

Más predispuestos por herencia y sexo
Diversos factores influyen en la predisposición y el desarrollo del asma. “El componente genético es vital. Esto no quiere decir que por tener uno o ambos padres asmáticos, sus hijos necesariamente serán asmáticos. Pero si uno o los dos padecen esta enfermedad digamos que tiene más papeletas, hay más posibilidades de que sus hijos sean asmáticos”, comenta el doctor Javier Pellegrini, coordinador del Grupo de Trabajo Asma y Alergia de la SEPEAP.

Los datos del Estudio International Study of Asthma and Allergies in Childhood (ISAAC) cifran la prevalencia del asma en España en pacientes de 6 a 7 años, en un 8,2% en las niñas, mientras que en niños asciende al 10,7%. “Se da más en niños pequeños que en niñas, entre otras causas, porque los varones en las primeas etapas de la vida son más sensibles a infecciones víricas”, explica el Dr. Pellegrini.

Gasto sanitario por el asma: más de 2.000 millones de euros
La elevada prevalencia del asma asociada a la morbimortalidad genera un gran consumo de recursos sanitarios. En España, se estima que el gasto anual medio de un paciente adulto, para el Sistema Nacional de Salud, es de aproximadamente 1.500 euros por paciente asmático, cifras que podrían ser incluso mayores. De acuerdo con esto, se estima que el coste anual del asma en adultos en España es de unos 1.480 millones de euros.

En cuanto a los pacientes pediátricos, el coste medio anual por niño asmático es 1.149 euros, y oscila entre 403 euros para la categoría de “gravedad más leve” y 5.380 euros para la más grave. Esto supone un coste total de aproximadamente 532 millones de euros. “Si aumenta la población con asma infantil, aumentan los tratamientos preventivos, que son más caros que los sintomáticos”, explica el presidente de la SEPEAP.

Formación: clave para una detección precoz y un control adecuado
Coincidiendo con el Día Mundial del Asma, la SEPEAP lanza el programa de formación PulmiAsma, destinado a pediatras, médicos internos residentes y médicos interesados en el asma. El programa consta de dos versiones, una online a través de la WEB de la Sociedad, y otra presencial con reuniones de formación en centros de salud de toda España.

Es imprescindible formar a los profesionales, que son quienes diagnostican, instauran el tratamiento, y lo que es más importante, controlan la evolución de la enfermedad a lo largo la vida del paciente“. El diagnóstico en estadios tempranos del asma es decisivo para instaurar un tratamiento de base que limite la gravedad del proceso. Otro aspecto importante en el control de esta enfermedad en la infancia es la educación sanitaria y el uso correcto de los dispositivos de inhalación. En este sentido, es esencial formar a los profesionales, tanto en las técnicas de utilización como en habilidades de comunicación, para transmitir a adolescentes, niños y familias la importancia de utilizar los distintos sistemas de forma adecuada. “Los pediatras somos quienes establecemos el tratamiento y debemos comprobar la correcta utilización del inhalador, fundamental en el tratamiento del asma pediátrico. Porque, el más adecuado tratamiento farmacológico, si no se comprueba en consulta o por personal sanitario la correcta utilización del dispositivo y el niño sopla en lugar de inhalar correctamente, está abocado al fracaso”, comenta el doctor Javier Pellegrini.

No podemos olvidar que el tratamiento farmacológico, solo es una parte del tratamiento del asma. Educar en asma implica no solo la adquisición de conocimientos sino también de destrezas y actitudes que deriven en un cambio en el comportamiento del paciente y por tanto en la evolución de su enfermedad, lo cual reduciría las exacerbaciones asmáticas.

En la mayoría de los casos tanto niños como los adultos -añade el doctor Javier Pellegrini- consiguen controlar su enfermedad y llevar una vida completamente normal. Los pediatras odiamos frases como: Manuel no corras que te da la tos. Los niños con asma tienen que jugar como todos y ejercer como niños”.

El contenido del programa de formación PulmiAsma ha sido elaborado por el Grupo de Trabajo Asma y Alergia de la sociedad, cuyo objetivo general es promover y fomentar la formación y adquisición de competencias del pediatra que trabaja en el ámbito de Atención Primaria y de los MIR en pediatría, en temas relacionados con el asma y alergia. De esta forma se mejoran el diagnóstico en estadios tempranos, el abordaje y el tratamiento de estas patologías en los niños y adolescentes. El firme compromiso de la SEPEAP supone un importante impulso para el desarrollo del programa de formación PulmiAsma, que ha contado con la colaboración de la compañía Reig Jofre.