Inicio ASP Madrid comienza a vacunar frente al neumococo a los adultos de 60...

Madrid comienza a vacunar frente al neumococo a los adultos de 60 años

Compartir

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid comenzó ayer martes 3 de mayo a vacunar frente al neumococo a los adultos de 60 años de la región, con independencia de que sean grupos de riesgo. Madrid, se convierte así en la primera región española en adoptar esta medida, que viene a reforzar el calendario de vacunación de adultos.

La vacuna conjugada frente a neumococo de 13 serotipos (VCN13) se administrará este año a los nacidos en el año 1956, en los Centros de Salud del Servicio Madrileño de Salud.

El número de casos de enfermedad neumocócica registrados en población adulta justifica vacunar directamente a un grupo de edad adulta donde se produce la mayor incidencia y letalidad, tal como indica la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad. La enfermedad neumocócica está asociada a enfermedades como la neumonía, la meningitis y la bacteriemia.

Vacunación a adultos
La Comunidad de Madrid dispone de calendario de vacunación del adulto desde el año 2005. Recoge las recomendaciones de vacunación a partir de los 18 años de edad. En este sentido, la Dirección General de Salud Pública recuerda que la necesidad de vacunación no finaliza en la infancia y nunca es tarde para vacunarse; incluso hay vacunas especialmente indicadas para personas mayores.

El calendario de vacunación del adulto contempla, por un lado, recomendaciones para toda la población de un grupo de edad definido según la vacuna y, por otro, recomendaciones de vacunación dirigidas a aquellas personas que constituyen los llamados grupos de riesgo para una enfermedad determinada. En términos generales, todos los adultos con vacunación incompleta o no vacunados en su infancia deberían completar el esquema vacunal de forma correcta.

Para algunas enfermedades, la administración de la vacuna no tiene límite de edad, tal como ocurre con tétanos y difteria; para otras, la vacunación se recomienda cuando la persona no ha pasado la enfermedad y no está inmunizada, como ocurre con sarampión y rubeola. El calendario también contiene las indicaciones de dosis de recuerdo si la inmunidad se pierde con el tiempo.