No se pierda

El error médico es la tercera causa de muerte en EE.UU.

5 de mayo, 2016
causas de muerte

El error médico es la tercera causa principal de muerte en los EE.UU., después de las enfermedades cardíacas y el cáncer, según han informado dos expertos al diario The BMJ today.

Martin Makary y Michael Daniel, de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins University, en Baltimore, dicen que los certificados de defunción de EE.UU. no reconocen o confirman los errores médicos, por lo que instan a un mejor registro de la información para ayudar a comprender la magnitud del problema y saber cómo hacerle frente.

Actualmente, la certificación de muerte en EE.UU. se basa en la asignación de un código de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) asociado a la causa de la muerte – por lo que las causas de la muerte no asociadas a un código CIE, como los factores humanos y del sistema, no son registradas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 117 países codifican sus estadísticas de mortalidad utilizando el sistema ICD, incluyendo Reino Unido y Canadá.

Como resultado, los datos precisos sobre las muertes asociadas a un error médico son deficientes, pero las estimaciones recientes sugieren un rango de entre 210.000 y 400.000 muertes al año entre los pacientes de los hospitales de EE.UU.

Utilizando estudios a partir de 1999 – y extrapolándolos al número total de los ingresos hospitalarios en Estados Unidos en 2013 – Makary y Daniel calcularon una tasa media de muerte por error médico de 251.454 muertes al año.

La comparación de su estimación con la lista anual de las causas más comunes de muerte en EE.UU., compilada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), sugiere que los errores médicos son la tercera causa más común de muerte en EE.UU.

Reconocen que el error humano es inevitable, pero dicen que “aunque no podemos eliminar el error humano, podemos medir mejor el problema para así diseñar sistemas más seguros que mitiguen su frecuencia, notoriedad y consecuencias“.

Ellos creen que las estrategias para reducir las muertes causadas por una mala atención médica deben incluir tres etapas: hacer que los errores sean más visibles cuando se producen, para así poder interceptar sus efectos; tener recursos a mano para rescatar a los pacientes; y hacer que los errores sean menos frecuentes siguiendo principios que tengan en cuenta las limitaciones humanas.

Por ejemplo, en lugar de limitarse a exigir la causa de la muerte, ellos sugieren añadir un campo adicional a los certificados de defunción en el que se pregunte si una complicación derivada de la atención médica del paciente contribuyó a la muerte.

Otra estrategia sería que los hospitales llevasen a cabo una investigación independiente, rápida y eficiente, sobre las muertes para determinar la contribución potencial del error.

La medición de las consecuencias de la atención médica en los resultados del paciente “es un importante requisito previo para la creación de una cultura de aprendizaje de nuestros errores, que permitirá avanzar en la ciencia de la seguridad y nos acercará a la creación de sistemas de aprendizaje en salud“, añaden.

Unos métodos científicos sólidos, a partir de una evaluación del problema, son fundamentales para acercarse a cualquier amenaza para la salud de los pacientes“, escriben. “El problema del error médico no debería estar exento de este enfoque científico“.

Y piden “un reconocimiento más adecuado del papel del error médico en la muerte del paciente para aumentar la concienciación y orientar a las inversiones de capital hacia la investigación y la prevención“.
..Susana Calvo