Inicio ASP Dos compañías biotecnológicas están tratando de despertar al cerebro después de la...

Dos compañías biotecnológicas están tratando de despertar al cerebro después de la muerte

Compartir

Un innovador ensayo para ver si es posible regenerar el cerebro de personas fallecidas ha obtenido la aprobación de organismos de control sanitario.

Al especialista indio Dr. Himanshu Bansal, en colaboración con las compañías de biotecnología Revita Life Sciences y Bioquark Inc, se le ha concedido el permiso ético para reclutar a 20 pacientes que han sido declarados clínicamente muertos por una lesión cerebral traumática, para probar si las partes de su sistema nervioso central pueden ser traídos de vuelta a la vida.

Los científicos utilizarán una combinación de terapias, que incluyen inyectar células madre y un cóctel de péptidos en el cerebro, así como la utilización de rayos láser y técnicas de estimulación nerviosa que han demostrado sacar a los pacientes del estado de coma.

Se certificará la defunción de los participantes del ensayo y que sólo se mantienen vivos mediante soporte vital. Los participantes serán objeto de seguimiento durante varios meses utilizando equipos de imágenes del cerebro para buscar signos de regeneración, especialmente en la médula espinal superior – la región más baja del tronco cerebral que controla la respiración y el ritmo cardíaco independiente.

El equipo cree que las células madre del cerebro pueden ser capaces de borrar su historia y volver a empezar la vida de nuevo, gracias a su tejido circundante – un proceso visto en el reino animal en las criaturas como salamandras que pueden regenerar miembros enteros.

El Dr. Ira Pastor, director general de Bioquark Inc. dijo: “Este es el primer ensayo de este tipo y representa un paso más hacia la posible reversión de la muerte”.

El Proyecto ReAnima acaba de recibir la aprobación en la India, y el equipo planea comenzar a reclutar pacientes inmediatamente.

Acabamos de recibir la aprobación para nuestros primeros 20 sujetos y esperamos comenzar a reclutar pacientes inmediatamente a partir de ahora. Estamos trabajando con el hospital para identificar las familias que puedan tener una barrera religiosa o médica a la hora de donar órganos. Para llevar a cabo una iniciativa tan compleja, estamos combinando herramientas de la medicina biológica regenerativa con otros dispositivos médicos existentes que se utilizan normalmente para la estimulación del sistema nervioso central, en pacientes con otros trastornos graves de la conciencia“.

Los pacientes serán controlados mediante resonancia magnética durante varios meses.”Esperamos ver resultados en los primeros dos-tres meses“, dijo el doctor.

La primera etapa, llamada “First In Human Neuro-Regeneration & Neuro-Reanimation” consistirá en una prueba de concepto a un solo grupo, no aleatorio, y se llevará a cabo en el Hospital Anupam en Rudrapur, Uttarakhand (India) y está siendo dirigido por el Dr. Himanshu Bansal de Revita Life Sciences.

El Dr. Bansal dijo que ya había tenido cierto éxito con dos pacientes: “Hemos ofrecido incluso el mismo protocolo a un par de personas con muerte cerebral en el Golfo y Europa. Aún están en estado de consciencia mínima, pero quién sabe si podrían salir y tener una vida consciente, útil y razonable”.

Ahora estamos tratando de realizar un estudio definitivo en 20 sujetos y demostrar que la muerte cerebral es reversible. Esto abrirá la puerta a futuras investigaciones y en especial a las personas que pierden a sus seres queridos de repente“.

Los péptidos serán administrados en la médula espinal diariamente a través de una bomba y las células madre se administrarán dos veces por semana, en el transcurso de un período de 6 semanas.

El Dr. Pastor añadió: “El hecho de que sea posible una recuperación completa de estos pacientes es una visión a largo plazo, aunque ese no es el tema central de este primer estudio – pero es un puente para esa posibilidad“.

La muerte cerebral se presenta cuando una persona ya no tiene ninguna función del tronco encefálico, y ha perdido de forma permanente el potencial de la conciencia y la capacidad de respirar.

La muerte de una persona se confirma cuando pierde la función del tronco encefálico de forma permanente.

Sin embargo, aunque los seres humanos cerebralmente muertos ya no están vivos técnicamente, sus cuerpos pueden a menudo hacer que siga circulando sangre, digerir los alimentos, excretar los desechos, equilibrar las hormonas, crecer, madurar sexualmente, curar heridas y gestar y dar a luz.

Estudios recientes también han sugerido que cierta actividad eléctrica y el flujo sanguíneo continúa después de la muerte de las células cerebrales, pero no lo suficiente para permitir que todo el cuerpo funcione.

Y mientras que los seres humanos carecen de capacidades regenerativas sustanciales en el sistema nervioso central, muchas especies no humanas, como anfibios y ciertos peces, pueden reparar, regenerar y remodelar partes considerables de su cerebro y tronco cerebral, incluso después de un trauma crítico que amenaza su vida.

A través de nuestro estudio, vamos a obtener una visión única acerca del estado de muerte cerebral humana, lo que tendrá un importante vínculo con el futuro desarrollo de terapias para otros trastornos graves de la conciencia, como el coma y el estado de conciencia mínima y vegetativo, así como para una gama de enfermedades degenerativas del sistema nervioso central, incluyendo la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson“, añadió el Dr. Sergei Paylian, Fundador, Presidente y Director de Bioquark Inc.

El Dr. Dean Burnett, un neurólogo del Centro de Educación Médica de la Universidad de Cardiff, dijo: “Si bien ha habido numerosas manifestaciones en los últimos años de que el cerebro humano y el sistema nervioso pueden no ser tan fijos e irreparables como normalmente se ha supuesto, la idea de que la muerte cerebral podría revertirse fácilmente parece muy poco probable, teniendo en cuenta nuestras actuales capacidades y comprensión de la neurociencia”.
..Susana Calvo