No se pierda

La terapia intraocular previene y revierte la retinopatía diabética en ratones

11 de mayo, 2016
rinopatía

Los cambios patológicos de la retina causados por la diabetes es la principal causa de ceguera en los adultos que trabajan. La retinopatía diabética no tiene cura conocida, las opciones de tratamiento son insuficientes, y las estrategias de prevención ofrecen una protección limitada. Un informe del American Journal of Pathology describe un nuevo y potencial tratamiento intraocular basado en la manipulación del sistema renina-angiotensina (RAS) que previene y revierte algunas características de la retinopatía diabética en un modelo de ratón.

No tenemos conocimiento de otro estudio que haya demostrado una terapia capaz de revertir este tipo de patología retiniana, sobre todo en presencia de hiperglucemia persistente sin tratamiento“, comentó la investigadora principal, Maria B. Grant, MD, del Eugene and Marilyn Glick Eye Institute de la Universidad de Indiana, Indianapolis.

Esta investigación se basa en la hipótesis de que un desequilibrio entre los dos ejes de la RAS es un evento inicial clave que conduce al desarrollo de complicaciones microvasculares diabéticas“, explicó la doctora Grant. Los dos ejes son el RAS clásico y el vasoprotector. El componente RAS proinflamatorio y vasoconstrictor clásico normalmente se mantiene bajo control gracias a un eje vasoprotector que es a la vez anti-inflamatorio y vasodilatador. La enzima convertidora de angiotensina II (ECA-2) es la enzima primaria del componente vasoprotector. La administración de AAV-ECA – el agente terapéutico que se encuentra bajo evaluación – directamente en la cavidad vítrea del ojo mediante el uso de un vector viral adeno-asociado, aumenta la expresión de ECA-2.

Los investigadores utilizaron ratones, algunos de los cuales fueron inyectados con estreptozotocina (STZ) para inducirles diabetes. Los efectos protectores de la AAV-ECA2 se examinaron mediante la realización de dos conjuntos de experimentos. En una cohorte, AAV-ECA2 se administró dos semanas antes de la inyección de STZ. En una segunda cohorte, para evaluar si la mayor expresión de ECA2 podría revertir la retinopatía diabética, la AAV-ECA2 se administró seis meses después de la STZ, cuando se establecieron los diagnósticos de diabetes y retinopatía.

Los investigadores observaron que ambas estrategias disminuyeron de manera efectiva el número de células proinflamatorias presentes en la retina diabética. La leucoestasis – una agregación y agrupación anormal de leucocitos dentro de los vasos sanguíneos – sólo se observó en los animales diabéticos que recibieron inyecciones de control. Además, teniendo en cuenta a los llamados “capilares acelulares”, el grupo determinó que la inyección de AAV-ECA2 podría revertir la patología inducida por diabetes.

Estos resultados son muy interesantes porque siempre se ha creído que este extremo de la degeneración vascular, los capilares acelulares, representa una lesión irreversible“, enfatizó la Dra. Grant.

Una fortaleza de este enfoque experimental es que la administración intravítrea elimina el problema de la barrera sangre-retina que interfiere con el acceso de los agentes terapéuticos administrados sistémicamente. Los investigadores prevén que la inducción de la sobreexpresión de ECA2 para mejorar las características vasculares y disminuir la inflamación puede ser trasladable a otras enfermedades vasculares como el ictus, la enfermedad renal y la enfermedad cardíaca.

La retinopatía diabética es el resultado de ciertos cambios patológicos y la aparición de pequeños vasos sanguíneos en la retina. Las características comunes son la inflamación, leucoestasis, y microangiopatía (una condición en la que las paredes de los capilares se vuelven tan gruesas y débiles que sangran, pierden proteínas, y ralentizan el flujo de la sangre).
..Susana Calvo