No se pierda

Estudio demuestra que la oxigenoterapia hiperbárica es un tratamiento fiable para la fibromialgia

12 de mayo, 2016
OHB

Coincidiendo con el Día Internacional de la Fibromialgia, que se celebra hoy jueves 12 de mayo, un equipo de investigadores de la Universidad de Rice y algunos institutos en Israel, informa de que la oxigenoterapia hiperbárica (OHB) puede ser útil para las mujeres que sufren de fibromialgia. Un ensayo clínico llevado a cabo en mujeres con este trastorno ha revelado una mejora de la condición dolorosa en cada una de las 48 mujeres que se sometieron a la OHB durante 2 meses.

Los escáneres cerebrales de esas mujeres antes de someterse a la terapia y después de completarla apoyaron la teoría de que cualquier condición anormal en las regiones cerebrales relacionadas con el dolor puede ser responsable de este síndrome.

Los resultados del estudio se han publicado en la revista PLoS One.

La fibromialgia, un síndrome de dolor crónico, afecta a los tejidos blandos y a los músculos. Los síntomas de este síndrome son puntos desencadenantes del dolor o puntos sensibles, problemas de sueño, fatiga y dolor muscular crónico. Se puede aliviar con el manejo del estrés, con cambios en el estilo de vida, y el uso de medicamentos.

Según Eshel Ben-Jacob, autor principal del estudio, que también diseñó un proceso analítico para mostrar la relación entre la mejoría de los pacientes y los cambios dentro de su cerebro, las mujeres representan más del 90% de las personas afectadas por la fibromialgia. Ben-Jacob es también profesor adjunto de Ciencias Biológicas de la Universidad de Rice, investigador principal en el Centro de Rice de Física Biológica Teórica, y profesor de física y miembro de la Escuela Sagol de Neurociencia de la Universidad de Tel Aviv.

Ben-Jacob xplica que en cerca del 70% de las mujeres que participaron, los síntomas están relacionados con la interpretación del dolor en el cerebro. Añadió que estos individuos mostraron una mejora más notable con la OHB, con cambios significativos en la actividad cerebral.

Otro estudio reciente en la revista PLoS One ha identificado un biomarcador basado en el ARN para el diagnóstico de la fibromialgia. Ben-Jacob informó de que se han aplicado varios tratamientos, desde los cambios de estilo de vida hasta los medicamentos, para aliviar el sufrimiento de los pacientes, con un éxito limitado. También destacó que la mayoría de las personas no están familiarizadas con la fibromialgia, y los que lo están , incluyendo muchos médicos, no lo consideran un trastorno real. Trastornos como la fibromialgia, que afectan principalmente a las mujeres, a menudo dan paso al escepticismo entre la comunidad de profesionales de la medicina. En la actualidad, afortunadamente, los esfuerzos para comprender la influencia del sexo en los trastornos corporales están aumentando.

Los investigadores del Centro Sagol de Medicina e Investigación Hiperbárica de la Universidad de Tel Aviv y del Centro Médico Assaf Harofeh estaban estudiando a pacientes con lesión cerebral postraumática cuando se dieron cuenta de que el tratamiento con OHB para la fibromialgia puede resultar bastante efectivo.

El Dr. Shai Efrati, otro de los autores principales del estudio, que es jefe del departamento de investigación y desarrollo en el Centro Médico Assaf Harofeh, informó de que, en los pacientes afectados por la fibromialgia y por síntomas de conmoción cerebral, los síntomas se eliminaron por completo.

¿Qué es la OHB?
La oxigenoterapia hiperbárica (OHB) es un tratamiento médico en el que los pacientes están expuestos a un 100% de oxígeno dentro de una cámara hiperbárica, con una presión más alta que la presión atmosférica normal. La OHB se emplea comúnmente para el tratamiento de la enfermedad por descompresión (apoplejía), intoxicación por monóxido de carbono, quemaduras y embolias.

Esa exposición a altos niveles de oxígeno impulsa más oxígeno en el torrente sanguíneo de un paciente, que luego viaja hasta el cerebro. Los primeros ensayos realizados por Efrati encontraron que esta terapia induce a la neuroplasticidad, lo que resulta en la reparación de las funciones cerebrales que sufren un deterioro crónico. Los ensayos también descubrieron que la OHB mejora la calidad de vida en casos de pacientes con lesiones traumáticas leves y pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular, incluso años después de la lesión inicial.

Ben-Jacob subrayó que dos pacientes fueron las precursoras de la realización del estudio. Una de ellas es una estudiante de graduado de Oxford, que se vio afectada por la fibromialgia después de sufrir un accidente de tren que le ocasionó una lesión cerebral traumática. Por casualidad, la secretaria de la unidad en la que solía trabajar era la madre de una enfermera que estaba a cargo de la OHB. Ella le aconsejó que fuese y probase la OHB para el tratamiento de la fibromialgia, declaró Ben-Jacob.

La otra paciente, una profesora de sociología especializada en trastornos de estrés post-traumático inducidos por el abuso de menores, había estado sufriendo de fibromialgia desde hacía varios años, y aunque sus síntomas empeoraron durante los tratamientos iniciales – una experiencia común para los otros pacientes del estudio – sus síntomas finalmente se calmaron.

Cuando finalizaron la terapia hiperbárica, ambas mujeres mostraron una mejoría significativa, informó Ben-Jacob.

Efrati observó que algunos pacientes pueden necesitar sesiones de seguimiento, dado que las anomalías en las regiones del cerebro que causan la sensación de dolor crónico asociado a la fibromialgia pueden ser activadas por varios acontecimientos. Por tanto, las respuestas a largo plazo pueden variar.

Cuando una lesión cerebral traumática desencadena la fibromialgia, el síndrome se puede resolver por completo, sin necesidad de ningún tratamiento adicional. Cuando los desencadenantes son, sin embargo, debidos a otras causas, como a las enfermedades relacionadas con la fiebre, los pacientes son propensos a requerir terapia de mantenimiento periódico.

El ensayo clínico
60 mujeres que afectadas por la fibromialgia durante al menos 2 años participaron en el ensayo clínico. 12 mujeres abandonaron el estudio por razones diferentes, pero las restantes 48 mujeres completaron el entrenamiento. A la mitad de ellas se le dieron 40 tratamientos de OHB para el tratamiento de la fibromialgia, durante 5 días a la semana a lo largo de 2 meses. En cada tratamiento, que duró 90 minutos, se sometió a las pacientes a un 100% de oxígeno al doble de presión atmosférica que la normal.

La otra mitad de las pacientes eran parte del grupo de control cruzado. Fueron evaluadas antes de la prueba y después de un período de control, durante el cual su enfermedad no mejoró. Después del período de control de 2 meses, se les dio la misma terapia de oxígeno hiperbárico que al otro grupo y resultó en un alivio considerable.

Como han señalado los investigadores, el exitoso tratamiento permitió a los pacientes a disminuir significativamente o incluso suprimir el uso de medicamentos para el dolor. Los investigadores destacaron que tomar medicamentos alivia el dolor, pero no revierte la enfermedad, como sí lo hace la OHB.

Efrati cree que los resultados exigen más estudios en este campo. A diferencia de las opciones de tratamiento actuales disponibles para el síndrome, la OHB para la fibromialgia no tiene como único objetivo la mejoría de los síntomas, sino que se dirige a la causa real – la patología en el cerebro responsable de la fibromialgia. Esto implica que la reparación cerebral, incluyendo incluso la regeneración de las neuronas, también es posible para los síndromes de dolor crónico de larga duración. “Podemos y deberíamos aspirar a esto en desarrollos de tratamiento futuros”, concluyó Efrati.
..Susana Calvo