No se pierda

El 60% de los hospitales del País Vasco son privados y más de 439.000 personas tienen un seguro sanitario privado

13 de mayo, 2016
Inauguración jornada sanidad privada País Vasco

En el País Vasco más de 439.000 personas tienen un seguro sanitario privado. Asimismo, la comunidad cuenta con 26 hospitales de titularidad privada, lo que constituye el 60% del total de los centros hospitalarios de la comunidad autónoma. Además, el 62% tiene algún tipo de concierto con la sanidad de titularidad pública. Estos son algunos de los datos que se han dado a conocer hoy con motivo de la Jornada Sanidad Privada en País Vasco: Aportando Valor, que se ha celebrado en la Clínica IMQ Zorrotzaurre y que ha sido organizada por la Fundación “Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad” (IDIS).

Adolfo Fernández-Valmayor, presidente del IDIS, ha destacado “que la sanidad privada se ha convertido en un socio imprescindible en el sostenimiento del Sistema Nacional de Salud además de contribuir al impulso de la economía de nuestro país, del emprendimiento privado en el ámbito de la Salud y del empleo cualificado entre otros, todo ello con un denominador en común: la gestión eficiente de todos sus recursos, alcanzando los mayores estándares validados y homologados de calidad asistencial y los mejores resultados de salud en base al conocimiento científico disponible”.

El informe “Sanidad privada, Aportando valor: Análisis de la situación 2016” muestra que, por ejemplo, el 78% de los equipamientos de resonancia magnética, el 60% de los de PET, el 71% de los de litotricia por ondas de choque, el 42% de las salas de hemodinámica y el 33% de los TAC se encuentran en la sanidad privada vasca. Tal y como ha señalado Pedro Ensunza, presidente de IMQ, “estos datos muestran el sólido compromiso de la sanidad privada con el paciente y con el profesional sanitario, dotándole de herramientas acordes con el desarrollo tecnológico más disruptivo y vanguardista. Tanto la elevada capacidad tecnológica instalada como la dotación y accesibilidad de nuestros centros forma parte de nuestro compromiso por la calidad asistencial donde además de las estructuras e infraestructuras procuramos desarrollar procedimientos y procesos que tienen como objetivo conseguir los mejores resultados de salud. Ejemplo de ello es la consecución de la acreditación QH dos estrellas de IDIS otorgada a nuestra clínica IMQ Zorrotzaurre cuya placa acaba de ser colocada a la entrada del centro por parte del consejero de Salud Jon Darpón al cual le quiero agradecer personalmente su disponibilidad y deferencia”.

Este informe demuestra también que en esta región el sector sanitario privado tiene un peso cada vez más elevado en el sector productivo, ya que representa el 31,8% del gasto sanitario de la comunidad autónoma. El director general de IDIS, Manuel Vilches, explica que “es reseñable que el gasto per cápita total es de 2.297 (sumatorio del gasto público, 1.700 euros, y el gasto privado 597 euros), lo que lo sitúa en un nivel superior al total nacional donde el gasto privado representa 530 euros y el público 1.260 euros (1.790 euros en total)”. Ha añadido que “este dato por sí mismo pone de manifiesto fehacientemente la necesaria complementariedad de ambos sistemas: el sector sanitario privado constituye un importante aliado estratégico del sistema público de salud, siendo la colaboración entre ambos sectores un pilar fundamental para garantizar la sostenibilidad y la accesibilidad al sistema sanitario español. La colaboración entre el sector público y el sector privado es la fórmula idónea para lograr un sistema sanitario sostenible y eficiente que evite redundancias y duplicidades, que establezca sinergias y le dote a la vez de la imprescindible solvencia financiera en el presente, que le permita afrontar con garantías el futuro. El aprovechamiento de todos los recursos sanitarios, independientemente de su titularidad, permite obtener niveles de asistencia óptimos y adecuados para la población, siendo éste el objetivo último y primordial que debe comprometer tanto al sector público como al privado”.

Los datos presentados muestran que el País Vasco ocupa el 7º lugar en porcentaje de gasto en conciertos sobre el gasto sanitario total (239 millones de euros); un porcentaje que de forma general se ha ido manteniendo, aunque la coyuntura actual global ha hecho que se haya escorado ligeramente a la baja. El presidente de IMQ ha señalado, en este contexto, que “el porcentaje destinado a conciertos sobre el gasto sanitario total se ha incrementado 0,58 puntos porcentuales desde 2004”.

Según los Presupuestos Generales de País Vasco de 2016, la partida destinada a servicios prestados por entidades fuera de la Administración de la Comunidad Autónoma de Euskadi es de 244,7 millones de euros. Entre los 302 concursos públicos en el periodo 2010-2016, los relacionados con el transporte sanitario son los que representan un mayor porcentaje del importe total de adjudicación (46,2%), seguido de los concursos relativos a servicios sociosanitarios (14,5%), asistencia sanitaria (10,7%) y oncología (7,8%).

Por otro lado, es importante reseñar que la penetración del seguro privado en esta comunidad ha registrado un incremento anual del 1,4% en el número de asegurados y del 3% en el volumen de primas en el período 2012-2015, representando el 5,2% del mercado nacional en volumen de primas.

¿Y qué opinan los usuarios?
La mejora de la salud de los pacientes es uno de los objetivos prioritarios de un sistema sanitario; sin embargo, también lo es la satisfacción de los mismos a través de la calidad y eficiencia de sus servicios. Durante la jornada se han puesto sobre la mesa los últimos datos del Barómetro de la Sanidad Privada en el País Vasco, los cuáles ponen de manifiesto que un 87% de los asegurados vascos recomendaría los servicios sanitarios privados.

En cuanto a la antigüedad del seguro, 6 de cada 10 asegurados han suscrito su póliza hace más de 5 años, siendo la antigüedad media de la contratación del seguro de 5,9 años. Por otro lado, en cuanto a la utilización de la sanidad pública y privada, 7 de cada 10 entrevistados han utilizado tanto la sanidad pública como la privada.

El estudio señala que los asegurados califican con un mínimo de notable los atributos relacionados con la atención y accesibilidad. Los aspectos mejor valorados en este bloque son la agilidad para la realización de pruebas/disponibilidad de resultados (7,4), la amplia cobertura de especialidades y el tiempo de espera para una intervención quirúrgica con un (7,3).

Asimismo, la sanidad privada obtiene altas valoraciones en lo que respecta a la atención asistencial. A este respecto, el trato del personal (8,1), el equipamiento tecnológico (7,1) y la confianza del especialista (7,8) son los ítems más valorados por los pacientes.

Por otro lado, y en cuanto a la utilización de los servicios de la sanidad privada, los datos del Barómetro muestran que las consultas del especialista (89%) y la realización de pruebas diagnósticas (62%) son los solicitados con más frecuencia por los usuarios en el último año.