No se pierda

La ecografía clínica permite acelerar y optimizar el proceso diagnóstico y el seguimiento evolutivo del paciente

16 de mayo, 2016

La ecografía clínica realizada a pie de cama permite acelerar y mejorar el proceso diagnóstico y la evolución terapéutica del paciente, ya que resulta especialmente eficaz en la valoración de enfermedades cardiovasculares, pulmonares, infecciosas o autoinmunes, entre otras.

Así se Ha puesto de relieve en la IV Reunión de los grupos de trabajo de Ecografía Clínica y Urgencias de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que se ha celebrado en el Colegio de Médicos de Madrid. “La utilización de la ecografía clínica supone, en muchos casos, una potenciación de la exploración física convencional”, ha explicado el Dr. Juan Torres Macho, coordinador del Grupo de Ecografía Clínica de la SEMI.

Los beneficios de la ecografía clínica son numerosos, ya que puede ser empleada en diversos escenarios clínicos, desde planta a consulta y urgencias. “La ecografía clínica, al ser un método rápido y sencillo, nos ayuda a ganar rapidez en la medicina de urgencias, ya que es un área de conocimiento que, actualmente, tiene el reto de atender a una población cada vez más envejecida y pluripatológica lo que, junto a la disminución de recursos sanitarios provoca una saturación de los Servicios de Urgencias”, ha asegurado el Dr. Francisco Epelde Gonzalo, coordinador del Grupo de Urgencias de la SEMI.

En este sentido, el Dr. Francisco Epelde ha añadido que “la ecografía es una técnica inocua, que permite una valoración inicial en la cabecera del paciente. Por ello, la posibilidad de realización por personal de urgencias, permite un acercamiento clínico a la exploración del paciente, con disminución de costes y de tiempos de espera en la realización de la técnica, lo cual es fundamental cuando se trabaja con enfermos críticos. Por otra parte permite guiar técnicas que hasta el momento se hacían a ciegas, con una menor morbilidad.

Además, se trata de un método no invasivo e indoloro que, gracias a “la precisión que se consigue en el diagnóstico, puede conllevar, en muchos casos, a una disminución de la morbimortalidad, lo que está pendiente de demostrarse en diversos escenarios clínicos”, ha advertido el Dr. Juan Torres. Estos aspectos se trataron en la reunión, donde “se pretende actualizar las últimas evidencias reflejadas en varios trabajos de revistas internacionales recientemente“, ha recalcado el Juan Torres.