Inicio ASP El 90% de los pacientes crónicos piden cambios en el Sistema Sanitario

El 90% de los pacientes crónicos piden cambios en el Sistema Sanitario

Compartir

9 de cada 10 pacientes crónicos afirman que el Sistema Nacional de Salud necesita cambios; y 5 de cada 10 consideran que estos cambios deben ser “importantes”. Una llamada de atención a los partidos políticos de cara a las elecciones del próximo 26 de junio. Son los datos del III Barómetro EsCrónicos presentado en Madrid, que arroja un 6,1 como la nota que los pacientes crónicos ponen a la atención sanitaria recibida según entrevistas realizadas en marzo y abril de 2016.

Esta tercera edición supone la consolidación de la única encuesta nacional en España que evalúa la calidad de la asistencia sanitaria a los pacientes crónicos.

El Barómetro está auspiciado por 30 organizaciones estatales de pacientes (11 más que en 2015), que agrupan a unas 1.500 asociaciones locales y regionales, que reúnen a unas 500.000 personas con una enfermedad crónica o síntomas cronificados y sus familiares. Estas enfermedades afectan en España a unas 19 millones de personas.

Su objetivo es valorar la satisfacción en la atención sanitaria al paciente crónico en España en los últimos 12 meses para arrojar luz sobre las deficiencias del sistema y poner en valor sus bondades. Los resultados permiten, además, plantear a las administraciones sanitarias propuestas de mejora de las condiciones de asistencia a estos pacientes.

La encuesta ha sido diseñada por las organizaciones de pacientes con el asesoramiento técnico de Millán Arroyo, Lucila Finkel y Carmen Crespo, investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (facultades de Ciencias Políticas, Sociología y Enfermería), que han analizado las 2.335 entrevistas realizadas a través de las asociaciones e internet.

El SNS es válido pero necesita cambios
En la calidad de la atención recibida, la situación ha mejorado en 1,2 puntos desde 2014 (4,9). Esta evolución responde, entre otras cuestiones, al ‘ambiente social’: en 2014 la sociedad vivía con gran alarma los recortes de los gobiernos en sanidad (copagos, medicamentos no cubiertos por la seguridad social, procesos de privatización de la gestión pública, reducciones de plantillas, etc). Precisamente, el colectivo de enfermos crónicos estuvo especialmente preocupado, pues se jugaba más que el conjunto de la población.

El que algunos de estos cambios no se hayan llevado a cabo por la presión social, la no aplicación de medidas como el copago de medicamentos por las Comunidades Autónomas y los cambios en los gobiernos de algunas regiones han mitigado este rechazo popular y el temor a un deterioro de la situación sanitaria se ha ido superando.

Pese a esta mejora, lo que sí sigue aumentando es el número de pacientes que consideran necesarios cambios en el Sistema Nacional de Salud: en 2016, 9 de cada 10 pacientes opinan que el modelo es válido pero necesita cambios para mantener la calidad y 5 de cada 10 piensan que estos cambios deben ser importantes.

La desigualdad de la asistencia entre las Comunidades Autónomas sigue creciendo como principal cambio que los pacientes perciben en la atención sanitaria, un aspecto que deberían considerar seriamente los partidos en sus programas electorales de cara al 26J.

Barometro esCronicos
Cambios percibidos en distintos aspectos del sistema sanitario público (%) con respecto al año anterior

En cuanto a las principales mejoras que necesita el SNS (multirrespuesta), la reducción de los tiempos de espera repite como la principal mejora necesaria, lo que implica que no se ha avanzado significativamente en este último año:

• Reducción de los tiempos de espera para citas: 54%
• Mejor acceso especialistas: 45%
• Comunicación con el personal sanitario: 31%
• Igualdad en el acceso a la asistencia en las CCAA: 29%

En el acceso a los tratamientos, el 77% considera que recibe un tratamiento adecuado a su enfermedad, si bien, todavía 2 de cada 10 pacientes opinan lo contrario. Las diferencias en las políticas sanitarias de las CCAA constituyen la principal barrera en el acceso al mejor tratamiento posible. Hay CCAA que subvencionan unos medicamentos o ayudas técnicas y otras no. A los desplazados se les ponen límites en el número de medicamentos recetados, no se les deriva a especialistas o no realizan análisis si no son urgentes.

Recomendaciones a los Gobiernos
La información recogida en el Barómetro EsCrónicos 2016 indica que las mejoras que deberían ser prioritarias para los gestores de la sanidad pública en la atención a los pacientes con enfermedades crónicas son:

1. Reducir el tiempo de espera para conseguir cita.
2. Ofrecer información sobre los tratamientos.
3. Mejorar la coordinación entre los distintos especialistas que intervienen en el tratamiento.
4. Mejorar el acceso a la atención psicológica.
5. Eliminar las barreras que dificultan el acceso al tratamiento.
6. Eliminar las diferencias en la prestación sanitaria entre las CCAA.

En este sentido, coinciden con cuestiones mencionadas en el Barómetro Sanitario 2015 del Ministerio de Sanidad, donde las demoras son la principal demanda de cambio. También las cuestiones relacionadas con la diferente atención por las CCAA: según el Barómetro del Ministerio, el 41,3% piensa que no se prestan los mismos servicios en todas las CCAA.

Sin embargo, los datos de 2015 de Barómetro Sanitario y Barómetro EsCrónicos (edición de 2015) demuestran que los pacientes crónicos, usuarios más habituales del SNS, son también más críticos con el sistema sanitario: si la calificación general en 2015 es de un 6,38 para la población general, para los crónicos era de un 5,2.

En esta línea, el 63,7% de la población general manifestaba en 2015 que el sistema sanitario en España funciona “bien” o “bastante bien aunque necesite algunos cambios”, mientras que un 29,3% opinaba que necesita cambios fundamentales. En el colectivo de pacientes crónicos estas cifras eran más críticas: el 86% consideraba que funciona bien o muy bien pero necesita cambios y el 40% opinaba que estos cambios debían ser importantes.

Conclusiones
Los datos demuestran que los pacientes crónicos confían en el SNS pero que es acuciante la necesidad de cambios paulatinos. Según los datos obtenidos, “nos enfrentamos a tres serios problemas nacionales: las listas de espera, la dificultad de acceso a información sobre todo lo relacionado con los tratamientos y la eliminación de las diferencias en la atención sanitaria ocasionadas por las distintas políticas de las CCAA”, ha subrayado Toñy Gimón, vicepresidenta 1ª de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA).

Las diferencias entre las Comunidades Autónomas en la atención sanitaria es uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos los pacientes. La equidad debe ser un principio estratégico de nuestros Sistema Nacional de Salud”. Y ha añadido: “Reclamamos una cartera de servicios y prestaciones común en todo el SNS, como elemento estratégico de cohesión en el ámbito sanitario

Los pacientes han enviado otro mensajes claro al nuevo Gobierno que surja de las urnas el próximo 26 de junio: “Las organizaciones de pacientes consideramos esencial que el nuevo Gobierno nos integre en las decisiones de política sanitaria y ponga punto y final a las diferencias en la atención según la región. Tenemos un único SNS y no 17, aunque estén gestionados por distintas administraciones”. “Vemos una vez más la importancia de que los gobiernos cuenten con la opinión de los pacientes en las decisiones de políticas de salud. Pero debe ser una participación real”, ha recalcado.

La vicepresidenta de FECMA ha puesto en valor el hecho de que algunas CCAA estén abordando cambios en sus servicios de salud para mejorar la participación y la atención a los pacientes crónicos: “Algo que debería generalizarse en toda España a través de la Estrategia de Abordaje de la Cronicidad del SNS, paralizada desde que se publicó en 2012”. “No en vano, 9 de cada 10 pacientes crónicos consideramos que son necesarios cambios en el SNS para mantener la calidad de la atención y frenar su deterioro: no queremos un cambio de sistema, sino cambios en el sistema”.

Todos vamos a llegar un día a ser pacientes crónicos y necesitamos un SNS preparado para atendernos, igual que hoy lo está para atender a los pacientes agudos”, ha recordado.
Las organizaciones de pacientes representadas en el Barómetro EsCrónicos reclamamos a las CCAA y al nuevo Gobierno que se pongan de acuerdo y aborden este cambio imprescindible. Y queremos participar en este cambio”, ha concluido.