No se pierda

Investigadores revelan cómo una nueva clase de fármacos mata a las células cancerosas

23 de mayo, 2016
Dr. Stefan Glaser

Un equipo de investigadores del Instituto Walter y Eliza Hall ha trabajado en cómo una nueva clase de fármacos contra el cáncer mata a las células cancerosas, un descubrimiento que ayuda a explicar cómo las células cancerosas pueden volverse resistentes al tratamiento.

Los investigadores estudiaron una clase de fármacos contra el cáncer llamados inhibidores de BET, que se consideran unos fármacos prometedores para el tratamiento de cánceres de la sangre tales como leucemias y linfomas. Los inhibidores BET reducen el crecimiento del tumor mediante el bloqueo de las proteínas BET, una familia de proteínas que controlan la activación y desactivación de los genes.

Aunque se sabe que los inhibidores de BET son eficaces deteniendo el crecimiento tumoral, nunca ha estado claro si los fármacos matan las células cancerosas directamente o simplemente detienen su crecimiento.

El Dr. Xu Zhen, el profesor David Huang, el Dr. Stefan Glaser y sus colegas han respondido a esta pregunta y en el proceso han identificado posibles formas por las que las células cancerosas pueden desarrollar resistencia a los inhibidores de BET. Sus resultados han sido publicados en la revista Leukaemia.

Cuando se tratan los tumores con medicamentos, algunas células cancerosas resistentes pueden sobrevivir y seguir creciendo, lo que conduce a una recaída de la enfermedad.

Los experimentos realizados por el investigador postdoctoral Dr. Xu revelaron que los inhibidores de BET actúan principalmente para matar a las células cancerosas a través del proceso de la apoptosis, o muerte celular programada. El Dr. Xu demostró que, para que los inhibidores de BET maten con éxito células de linfoma y leucemia mieloide, la presencia de una proteína llamada BIM, que produce la apoptosis, fue clave.

Observamos que cuando la apoptosis se veía obsticulazada, por ejemplo, por la pérdida de BIM, los inhibidores de BET ya no eran eficaces“, dijo. “Esto sugiere que las células cancerosas que adquieren mutaciones de los genes que impulsan la apoptosis perderán la sensibilidad a los inhibidores de BET y por lo tanto serán capaces de sobrevivir al tratamiento, lo que lleva a la recaída de la enfermedad“.

El Dr. Glaser dijo que la comprensión de cómo los inhibidores de BET trabajaron podría ayudar a los investigadores a desarrollar mejores estrategias para el uso de estos medicamentos para tratar el cáncer.

Saber cómo funcionan los fármacos nos da la oportunidad de investigar nuevos tratamientos, por ejemplo usando terapias de combinación, o alterar la dosis y el tiempo de tratamiento para evitar la resistencia a los medicamentos“. dijo el Dr. Glaser.
..Susana Calvo