No se pierda

La acupuntura usada en la práctica clínica reduce los síntomas de la menopausia

26 de mayo, 2016
acupuntura

Los tratamientos de acupuntura puede reducir el número de sofocos y sudores nocturnos asociados con la menopausia en hasta un 36%, según los investigadores de Wake Forest Baptist Medical Center. Los resultados están publicados en la edición de junio de la revista Menopause.

Aunque la acupuntura no funciona en todas las mujeres, nuestro estudio demostró que la acupuntura reduce de forma efectiva la frecuencia de los sofocos y los resultados se mantuvieron durante seis meses después de que se detuvieran los tratamientos“, dijo Nancy Avis, Ph.D., profesora de ciencias de la salud pública en Wake Forest Baptist y autora principal del estudio.

El estudio, que fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud, incluyó a 209 mujeres de entre 45 a 60 años que no habían tenido un periodo menstrual durante al menos tres meses y tuvo un promedio de al menos cuatro sofocos o sudores nocturnos al día en las dos semanas anteriores. Se le hizo una valoración inicial a las participantes y luego se asignaron al azar en uno de los dos grupos.

El primer grupo recibió tratamientos de acupuntura durante los primeros seis meses. Después se les hizo un seguimiento sin recibir acupuntura durante los seis meses siguientes. El segundo grupo no recibió acupuntura durante los primeros seis meses, pero sí la recibieron durante el segundo periodo de seis meses.

A los participantes se les permitió recicbir hasta 20 tratamientos dentro de los seis meses proporcionados por acupunturistas con licencia y experimentados. Todos los participantes mantuvieron un registro diario de la frecuencia y severidad de los sofocos. También respondieron cuestionarios sobre otros síntomas cada dos meses.

Avis dijo que el estudio fue diseñado para que fuese del “mundo real“, dejando elegir la frecuencia y el número de los tratamientos de acupuntura a los participantes del estudio y sus acupunturistas. Después de los seis meses, el primer grupo informó de un descenso medio de un 36,7% de la frecuencia de los sofocos en comparación con las mediciones de referencia. Después de un año, los beneficios continuaron: la reduccion en los miembros del grupo se mantuvo en una media de un 29,45% respecto al valor de referencia.

El segundo grupo informó de un aumento de un 6% de la frecuencia de síntomas durante los seis meses que no recibieron acupuntura, pero tuvo resultados similares – una reducción media de un 31% de la frecuencia – que el primer grupo después de recibir la acupuntura durante la última parte de la prueba.

Existen opciones no hormonales disponibles para el tratamiento de los sofocos y sudores nocturnos de las mujeres“, dijo Avis. “Ninguna de estas opciones parece funcionar para todas, pero nuestro estudio demostró que la acupuntura realizada por un profesional puede ayudar a algunas mujeres, sin tener efectos secundarios. Nuestro estudio también mostró que el máximo beneficio se produjo después de aproximadamente ocho tratamientos“.

Avis advirtió que el efecto mostrado en el estudio podría ser debido a efectos no específicos tales como el esmero y la atención que recibieron los participantes del estudio o la expectativa del beneficio. También dijo que se necesita investigación adicional para identificar las diferencias individuales respecto a la respuesta a la acupuntura.
..Susana Calvo