Inicio ASP La medicina herbal china como tratamiento alternativo a los antibióticos, en estudio

La medicina herbal china como tratamiento alternativo a los antibióticos, en estudio

Compartir

El ensayo doble ciego, aleatorizado, y controlado con placebo sobre la infección urinaria recurrente (ITU-R), financiado por el Instituto Nacional para la Investigación de la Salud (INDH), ya está en marcha en el ámbito de la atención primaria, donde los pacientes serán reclutados para el ensayo por sus médicos de cabecera y se les ofrecerá una de dos vías de tratamiento.

Un total de 80 mujeres que han tenido tres o más infecciones urinarias recurrentes en los 12 meses anteriores recibirá hierbas “individualizadas” prescritas por un médico experto en hierbas medicinales chinas, o hierbas ‘estandarizadas’ proporcionadas por los médicos de atención primaria.

Ambos grupos serán controlados con placebo e incluirán hierbas para la prevención de infecciones del tracto urinario y el tratamiento de episodios agudos. La duración del tratamiento es de 16 semanas.

El estudio tiene como objetivo evaluar si las hierbas medicinales podrían desempeñar un papel importante en la sustitución de algunos tratamientos con antibióticos para determinadas enfermedades.

El Dr. Andrew Flower, investigador en la Unidad de Investigación de Medicina Complementaria e Integrada de la Universidad de Southampton, dijo: “La medicina tradicional china tiene un registro histórico de haber tratado los síntomas de las infecciones urinarias durante más de 2.000 años. Investigaciones clínicas más recientes en China han proporcionado una evidencia preliminar de que las hierbas chinas pueden aliviar los síntomas de las infecciones urinarias y reducir la tasa de recurrencia, pero para ello se necesita una investigación más rigurosa. Si tiene éxito, los resultados de este ensayo proporcionarán los datos necesarios para progresar hacia ensayos de mayor tamaño que sean más definitivos.

El ensayo IUR representa la primera vez que la medicina china ha sido autorizada en un ensayo clínico de investigación de un producto medicinal en el Reino Unido. Esto significa que hemos tenido que pasar por las mismas vías de regulación que para un ensayo farmacológico convencional, y esto es un precedente importante para futuras investigaciones“.

En el Reino Unido, las infecciones del tracto urinario son las infecciones bacterianas más comunes que presentan las mujeres en el ámbito de la atención primaria, con aproximadamente un porcentaje de entre un 40 y un 50% de mujeres que experimentan un episodio a lo largo de su vida. Entre el 20 y el 30% de las mujeres que han tenido un episodio de infección urinaria tendrán una infección urinaria recurrente, y alrededor del 25% de ellas desarrollará episodios recurrentes posteriores. Las IUR pueden tener un efecto negativo significativo en la calidad de vida, y tienen un alto impacto en los costos del cuidado de la salud como resultado de las consultas externas, pruebas diagnósticas y medicamentos.

Los antibióticos se utilizan para tratar infecciones del tracto urinario, tanto agudas como recurrentes, y si bien son efectivos en la reducción de la duración de los síntomas graves, la resistencia a los antibióticos se estima actualmente en un 20% para Trimetoprim y Cefalosporinas, y en la mitad de los casos tratados con Amoxicilina. La resistencia a los antibióticos y los episodios anteriores de la cistitis se han asociado positivamente a una mayor duración de los síntomas graves de las infecciones urinarias.

La Presidenta del Registro de Medicina Herbal China, Emma Farrant, dijo: “Dado el rápido aumento de la resistencia a los antibióticos, la medicina herbal podría desempeñar un papel importante en la sustitución de algunos tratamientos con antibióticos en los casos apropiados, como en el tratamiento de las infecciones urinarias, la tos aguda y el dolor de garganta”.

Estudios clínicos recientes en China han proporcionado evidencia de apoyo de que la medicina herbal china puede aliviar los síntomas de las infecciones urinarias y reducir la tasa de recurrencia post-tratamiento de un año desde un 30% cuando se utilizaron sólo antibióticos, a un 4,4%, cuando se combinaron los antibióticos y la medicina herbal. Una reciente revisión Cochrane sobre la medicina herbal para la IUR también encontró algunos datos de apoyo de las intervenciones con hierbas pero los ensayos más rigurosos, como el ensayo IUR, son vitales para ayudar a confirmar el éxito del tratamiento, y llevar ese tratamiento a la atención primaria para ayudar a reducir la dependencia de los antibióticos y ayudar a evitar la perspectiva verdaderamente aterradora de una resistencia antimicrobiana generalizada“.
..Susana Calvo