No se pierda

Los enfermeros quieren normalizar su presencia en los puestos de alta dirección

3 de junio, 2016
SATSE Madrid

El proyecto de Ley de Inclusión de Órganos de Participación Profesional y de Asesoramiento en la Estructura de los Centros Sanitarios del SERMAS, de Profesionalización de su Función Directiva y de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno del Sistema Sanitario que actualmente se está debatiendo en la Asamblea es, para esta organización, “esencial para cambiar la forma de dirigir los centros asistenciales ya que, creemos, hay que priorizar la preparación del candidato y no, exclusivamente, su adscripción a un determinado colectivo profesional, como ocurre en la actualidad”.

En este sentido, recuerdan desde SATSE Madrid, se ha demostrado que cuando un profesional de enfermería accede a un puesto de alta gestión lo hace igual de bien que otros “por lo que no es cuestionable ni su profesionalidad ni su pertenencia o no a uno u otro colectivo. Sólo ha de tenerse en cuenta su formación y enfermería está sobradamente preparada”, añaden.

Desde SATSE Madrid no comparten los ataques que, en este sentido, ha tenido tanto el proyecto de Ley como su impulsor, el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, por parte de un determinado colectivo. “Pensar que entre todos los que conformamos el sistema sanitario público solo hay un colectivo preparado para la alta dirección sanitaria es tener unas ‘miras’ muy cortas y no comprender la realidad del día a día de los centros asistenciales públicos de la Comunidad de Madrid”.

SATSE Madrid entiende que debe primar la formación y la preparación individual y no la pertenencia a un colectivo. Eso sí, finalizan desde SATSE, “es necesario que se respeten escrupulosamente los criterios de adecuación al puesto de trabajo, la libre concurrencia y la publicidad y que, desde la Administración, se defina con claridad el proceso selectivo”.

Por otro lado, desde SATSE Madrid subrayan, que existen aún temas pendientes de resolver tales como las plantillas enfermeras, muy deficitarias en la Comunidad de Madrid; la recuperación de la jornada de 35 horas o el desarrollo y reactivación de la Carrera Profesional para todos los profesionales de enfermería del Sermas (independientemente de si su adscripción es temporal o fija).

También ponen el foco desde esta organización sindical en la necesidad de implementar medidas, tanto económicas como sociales, que sirvan para la recuperación de aquellos derechos sustraídos desde el inicio de la recesión económica, “especialmente teniendo en cuenta que, según el Gobierno de la Comunidad, nuestra región es una de las pocas que ya ha salido de la crisis”.