Inicio ASP Los especialistas cardiovasculares defienden la expansión de técnicas de reparación mitral

Los especialistas cardiovasculares defienden la expansión de técnicas de reparación mitral

Compartir

Las nuevas técnicas de reparación de la válvula mitral han revolucionado el campo de la cirugía cardiaca, permitiendo lograr unos niveles de reparación cercanos al 100% en pacientes con enfermedad degenerativa o prolapso, aumentando así de forma significativa la esperanza de vida de aquellos pacientes que se someten a esta operación.

Sin embargo, solo una pequeña parte de los pacientes puede acceder a la reparación mitral debido a la falta de medios y profesionales con una experiencia demostrable en estas técnicas. Por este motivo, alrededor de 250 especialistas se han reunido en el Quorum de Patología Mitral para poner en común el conocimiento científico de toda la comunidad iberoamericana en esta materia. “Este Quorum tiene como objetivo aunar el esfuerzo de los profesionales por conocer mejor la enfermedad y poder tratar a los pacientes con más garantías. A veces nos olvidamos de que en el mundo hay más de 400 millones de hispanoparlantes y de que tenemos un área de extensión mundial muy amplía”, ha afirmado el Dr. Ángel González-Pinto, director de este encuentro y jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, durante la presentación de este encuentro.

La insuficiencia mitral es una de las valvulopatías más frecuente en los países industrializados. Su historia natural contempla una dilatación progresiva de las cavidades izquierdas del corazón, dando lugar a la aparición de disnea de leve esfuerzo, cansancio excesivo y otras afecciones como la fibrilación auricular, la hipertensión pulmonar y la insuficiencia cardiaca severa con todas sus complicaciones, incluyendo la muerte.

Los avances producidos en los últimos años, tal y como explica el Dr. Javier Castillo, miembro del Comité Ejecutivo del Quorum y cirujano adjunto del Departamento de Cirugía Cardiovascular del Hospital Mount Sinai, han dado lugar a índices de reparación por encima del 95%, de forma particular en aquellos pacientes con enfermedad degenerativa o prolapso. Esto es de vital importancia en pacientes asintomáticos y/o con ventrículos conservados, ya que antes se tendía a esperar a la aparición de síntomas o problemas ventriculares porque las garantías de reparación eran mucho menores. “Es una de las pocas cirugías en las que el cirujano no sabe qué técnicas concretas va a utilizar hasta el momento del análisis intraoperatorio, por lo que se requiere dominar muchas técnicas para seleccionar el recurso adecuado para cada lesión”. En la misma línea se muestra el Dr. González-Pinto, quien defiende la extensión de esta cirugía a pesar de sus dificultades: “Ha demostrado ser más eficaz y presentar menos tasa de morbimortalidad que la sustitución protésica, las dificultades son intrínsecas y dependientes de la experiencia del cirujano”.

Para poder llevar a cabo una cirugía de este tipo, el especialista debe dominar muchas técnicas para seleccionar la mejor entre ellas, algo que solo se puede conseguir con un mínimo de 50 pacientes por año. “Hay muy pocos cirujanos que realicen más de 10 o 20 cirugías reparadoras al año, por lo tanto, su armamentario de técnicas quirúrgicas puede estar más limitado. En este contexto se produce el consiguiente declive de los índices de reparación frente a la sustitución de la válvula nativa por una prótesis”, explica el Dr. Castillo. En este sentido, el Dr. González-Pinto aboga por facilitar el acceso de los pacientes a centros especializados: “Es importante que los pacientes tengan acceso a los centros hospitalarios con mayor experiencia en cirugía mitral”.

El volumen de pacientes es, pues, lo que marca la diferencia y lo que explica que el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid haya sido designado por el Sistema Nacional de Salud centro de referencia en España en reparación mitral a cargo de su jefe de Servicio, el Dr. Ángel González-Pinto.