No se pierda

El nuevo modelo sanitario debe pasar por la participación activa del paciente en el proceso asistencial

6 de junio, 2016
Derecho Sanitario Granada

El aumento de la presión asistencial como consecuencia de factores sanitarios y sociales provoca una mayor demanda en las necesidades de atención de los pacientes y su entorno. En este nuevo contexto la tecnología vinculada a un modelo de interoperabilidad es clave, ya que hace que la sanidad sea más eficiente y accesible, mejorando la prestación asistencial puesta a disposición de los pacientes. Para Manuel Vilches, director general de IDIS, “la clave del éxito está en una reforma global del modelo sanitario en la que se dé al paciente un rol más activo para poder disponer de su información, lo que le aporta una mayor autonomía y responsabilidad en la gestión de su proceso. De hecho la administración pública sanitaria, los proveedores de salud y los propios pacientes son cada vez más conscientes de la necesidad de incorporar a estos últimos como parte activa de su proceso asistencial. Y en esta transformación tiene un papel muy importante la aplicación de las nuevas tecnologías que permitan a las organizaciones sanitarias aglutinar datos, ponerlos a di<sposición del paciente y, a éste, compartirlos en un entorno seguro”. Así lo ha puesto de manifiesto durante su participación en la mesa redonda La colaboración público-privada: dimensiones funcional y jurídica, celebrada en el marco del I Congreso Andaluz de Derecho Sanitario celebrado en Granada.

Actualmente la ley reconoce el derecho de los ciudadanos a ser informados sobre sus procesos y a disponer de su historia clínica. Sin embargo, el acceso a la información está condicionado a la solicitud de la misma al proveedor de salud, que dispone de un plazo máximo de un mes para proporcionarla en el formato que considere oportuno. Además, es importante señalar que los tratamientos de datos de carácter personal que se realizan en el ámbito hospitalario y, en particular, los relacionados con la gestión de las historias clínicas o la investigación clínica, incluyen datos de salud, considerados datos sensibles o especialmente protegidos, lo que impide el acceso del paciente a la información en el momento que lo necesita.

IDIS apuesta desde sus inicios por los modelos de colaboración público-privada encaminados al mejor aprovechamiento de los recursos y a la optimización del proceso asistencial a los pacientes, por otro lado las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) abren nuevos horizontes de colaboración entre los dos sistemas de aseguramiento y provisión, público y privado, de ahí que la Fundación IDIS haya puesto a disposición de la sociedad su Estudio de Interoperabilidad en el sector sanitario. El paciente como actor principal, que muestra el escenario actual de la interoperabilidad, contempla la necesidad de trabajar en este campo y tiene como objetivo que el paciente pueda corresponsabilizarse en la gestión de su propia salud transitando dentro del sistema sanitario según su propio criterio. De este estudio ha surgido un proyecto piloto de interoperabilidad que se está desarrollando en este momento.

Beneficios a tener en cuenta
Gracias al modelo que proponemos -explica Manuel Vilches- los pacientes podrían compartir su información clínica con los profesionales sanitarios en el entorno que ellos, los pacientes, decidan. Esta disponibilidad de la información supone un ahorro en el consumo de recursos sanitarios (evitando duplicidades de pruebas diagnósticas y disminuyendo los tiempos de espera en general) y una evidente mejora en la calidad asistencial”. Sin duda, este proceso de trabajo conjunto entre profesionales y pacientes mejora la eficiencia de los procesos clínicos, debido a que es posible disponer de más información para poder hacer un diagnóstico más exacto y prescribir el tratamiento más adecuado.

“La interoperabilidad entre los diferentes centros y CC.AA ayudará igualmente a favorecer la sostenibilidad de los sistemas sanitarios e incrementar la calidad y seguridad asistencial ayudando a la toma de decisiones clínicas y de gestión” finaliza Manuel Vilches.