No se pierda

La enfermedad de Crohn presenta una incidencia de entre 10 y 25 casos nuevoa al año por cada cien mil habitantes

8 de junio, 2016
Crohn

Todos los procedimientos quirúrgicos están asociados a efectos adversos, por lo que “anticipar la posibilidad de complicaciones y maximizar las medidas para evitarlas de acuerdo a riesgos personalizados es fundamental” afirma el Dr. José María Enríquez-Navascués, jefe del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital de Donosti y presidente de la Asociación Española de Coloproctología.

Con este objetivo el Simposio Ethicon Complicaciones en Cirugía Colorrectal, celebrado el pasado 19 de mayo durante la XX Reunión Nacional de Coloproctología, ha contado con la presencia de diferentes expertos en cirugía colorrectal que han aportado su visión y experiencia sobre tres temas diferentes y esenciales en este tipo de cirugía: la enfermedad de Crohn, las infecciones por cirugía colorrectal y el cierre de ilestomías.

La cirugía laparoscópica tiene más de 25 años y es común en muchas áreas de la medicina, estando indicada en casi toda la cirugía abdominal. Sus principales ventajas, además de las estéticas, son una menor incidencia en las complicaciones, así como una mejor y rápida recuperación; según explica el doctor Jose Mª Enríquez-Navascués los resultados se miden de dos maneras, “la corrección anatómica, es decir, que no vuelva a producirse el prolapso (desplazamiento de órganos de su ubicación habitual); y la funcional, es decir, que recupere funcionalmente, evitando la incontinencia fecal o la dificultad defecatoria que pudiera existir previamente”; y añade “la corrección anatómica vía laparoscópica es satisfactoria con más de un 90% de resolución y la funcional es más variable”.

La Enfermedad de Crohn es una de las enfermedades inflamatorias crónicas del intestino, se trata de una enfermedad compleja, relativamente frecuente y que afecta a gente joven, alterando sustancialmente su calidad de vida. Puede afectar a cualquier parte del intestino, pero la región más frecuentemente afectada es la unión del delgado con el grueso (íleon), lo que provoca una obstrucción al paso de los alimentos, así “la extirpación de la zona lesionada evita los síntomas dolorosos de la obstrucción y hace que los pacientes recuperen su calidad de vida”, explica el doctor Enríquez-Navascués.

La incidencia de la enfermedad de Crohn, junto la colitis ulcerosa, es de 10-25 casos nuevos al año por cada cien mil habitantes, con una prevalencia en la población de 250-300 casos por cien mil habitantes”, señala el doctor.

Otro de los temas principales tratados durante el simposio se ha centrado en cómo prevenir infecciones en cirugía colorrectal, para ello se aplicaron un grupo de medidas seleccionadas por sus mecanismos de acción para evitar infecciones de las heridas, tanto superficiales, de la herida quirúrgica, como intrabdominales, más graves, “las medidas aplicadas como los check-list de la aviación, son diversas, farmacológicas, mecánicas, higiénicas, etc”.

En cuanto a la ilestomía, el doctor explica que “se trata de un tipo de estoma, ano artificial, que se realiza con una parte del intestino delgado, ileon, esta suele hacerse de manera temporal, para evitar que el contenido fecal pase al intestino grueso o al recto y de esta manera proteger la sutura que une los dos segmentos intestinales, mientras ésta cicatriza y se consolida”.

Para concluir el doctor José María Enríquez-Navascués resalta la importancia de la tecnología, “los avances en la cirugía en general, y la colorrectal no es una excepción, se deben a las innovaciones tecnológicas”.

Este tipo de cirugía requiere un aprendizaje, por ello organizamos este tipo de jornadas porque queremos que los cirujanos que la practican puedan disponer tanto de la tecnología adecuada como de formación al más alto nivel para obtener así los mejores resultados para los pacientes”, explica Rocco De Bernardis, director general de Johnson and Johnson Medical.