Inicio ASP Los médicos andaluces podrán atender a sus pacientes por videoconferencia

Los médicos andaluces podrán atender a sus pacientes por videoconferencia

Compartir

La Junta de Andalucía presentó ayer un plan de renovación para impulsar la Atención Primaria, y convertir al equipo profesional del médico de cabecera y el enfermero de referencia de cada paciente en su centro en su “agente de salud“.

En el Sistema Andaluz de Salud (SAS), cerca de 95.000 profesionales ejercen su labor en los 1.500 centros de Atención Primaria, donde se realiza el 90% de la labor asistencial (200.000 personas atendidas cada día). Para llevar a cabo esta iniciativa, se apostará por la estabilidad y ampliación de las plantillas para descongestionar las consultas, se permitirá el acceso del médico de familia a todas las pruebas, urgencias e historial hospitalario de su paciente y aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías para su uso en el ámbito sanitario, lo que permitirá que el médico de cabecera pueda pasar consultas de seguimiento o dudas no presenciales, principalmente por videoconferencia.

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, y el gerente del SAS, José Manuel Aranda, fueron los encargados de presentar el plan a un millar de profesionales de sociedades científicas y colegios de médicos y enfermería. También estuvo presente la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que agradeció al colectivo su esfuerzo y paciencia ante los “recortes en derechos“. Asimismo, la presidenta mostró su compromiso de aplicar esos derechos, ampliar plantilla, potenciar la investigación que se realiza en los centros de salud y continuar invirtiendo en infraestructura para que “ningún andaluz tenga a más de 15 minutos de distancia de su casa un centro de salud”.

Según Aranda, el plan estará implantado al 80% en un plazo de dos años, ya que las novedades que requieren desarrollar herramientas y sistemas tecnológicos son las que llevan más tiempo y recursos.

Una de las propuestas más novedosas es la posibilidad de que el médico pueda reservar citas no presenciales -mediante videoconferencia- en su agenda, para realizar un seguimiento y contestar a las dudas de los pacientes, pero no tanto para realizar diagnósticos.

Con esta iniciativa se pretende mejorar la coordinación y confianza entre el equipo médico y el paciente y ampliar el acceso a pruebas diagnósticas (de imagen y analíticas) y a la “biología clínica” de sus pacientes, con alertas cuando acuden a urgencias, son ingresados o reciben el alta.

Respecto a la necesidad de “estabilizar” las plantillas, Aranda anunció que además de generar más ofertas públicas de empleo, los contratos serán de mayor duración para evitar cambios mensuales de médicos en los centros de salud.

Además, para el nuevo reparto de cupos de pacientes por cada médico, se valorará la «complejidad» de los pacientes según su patología, edad y diversos parámetros, lo que implicará variaciones en cuanto al número de pacientes asignados a cada médico.
..Susana Calvo