No se pierda

La calidad asistencial de la sanidad privada está determinando el crecimiento del turismo de salud en España

13 de junio, 2016
Turismo de salud

Cada vez son más los pacientes extranjeros que viajan a España con el propósito de recibir asistencia sanitaria. El turismo de salud es un mercado en pleno auge en el mundo (con un crecimiento estimado en el 20% de media anual), tanto en número de pacientes como en volumen de negocio generado. De hecho, las perspectivas para los próximos años son muy ambiciosas, ya que se espera que el año 2020 este mercado genere una facturación cercana a los 1.000 millones de euros. “El sistema sanitario español tiene un gran prestigio y reputación no solo en nuestro país sino también fuera de nuestras fronteras porque dispone de una amplia red de hospitales, centros sanitarios con tecnología puntera y una alta cualificación del personal sanitario que convierten a nuestro país en uno de los más preparados para atender a pacientes de cualquier parte del mundo y con una gran satisfacción a nivel asistencial”. Así lo ha manifestado Manuel Vilches, director general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), durante la mesa redonda Turismo de salud con marca España, que se celebró la semana pasada en el IE, organizada por el Alumni Healthcare Club del IE y que contó con la presencia de Mónica Figuerola, directora gerente de Spaincares; Francisco Rico, socio director de Hospicare Consulting y Luis Truchado, socio de Life Sciences de Odgers Berndtson.

Además de estos aspectos, nuestro país ofrece algo esencial, una oferta asistencial diversa y de calidad, unos precios competitivos en relación con los países de origen, un entorno estable que ofrece confianza y seguridad jurídica, y una infraestructura de hostelería adecuada. En el caso concreto de la sanidad privada, la oferta hospitalaria alcanza el 53% del total de centros (450) y el 37% de las camas favoreciendo así el acceso del usuario a la asistencia.

El nuevo marco legal que regula la sanidad transfronteriza -ha asegurado Manuel Vilches- permite un incremento de las garantías de calidad y seguridad para pacientes y usuarios, pero también la introducción de la liberalización en el sector, lo que conlleva una oportunidad para la sanidad privada y un reto para el sistema sanitario público que, en cualquier caso, deben respetar los valores esenciales de universalidad, acceso a una atención sanitaria de elevada calidad, equidad y solidaridad para los pacientes, con independencia de su estado miembro de afiliación. Con la sanidad transfronteriza ya podemos decir que millones de extranjeros han utilizado el sistema sanitario a través de acuerdos entre los países en ambos sistemas de provisión”, añade.

En cuanto a las cifras de visitantes, las estimaciones de diferentes estudios contemplan alrededor de 100.000 visitantes/año, extranjeros procedentes de los mercados europeos, árabe y sobre todo ruso, aunque también los hay que proceden de China y América Latina. Generalmente vienen a nuestro país atraídos por tratamientos de salud dental, fertilidad, oftalmología y tratamientos quirúrgicos a nivel ortopédico, cardiaco y estético. Asimismo también viajan aquí para realizar chequeos médicos, tratamientos termales y terapias antienvejecimiento. Para Manuel Vilches, “España cuenta con un perfil tecnológico sanitario de alto nivel; de hecho dispone de unos equipamientos para pruebas diagnósticas y para tratamientos que permiten llevar a cabo actividad de alta complejidad en el terreno de la neurocirugía, la cirugía cardiaca o la traumatología, entre otras”.

Por otro lado, cuenta con un alto nivel de calidad asistencial y así lo confirman las múltiples acreditaciones y certificaciones alcanzadas por nuestros centros públicos y privados (ISO, Joint Commission International, EFQM, DIAS, SEP, etc.). Dentro de este contexto, la Fundación IDIS pone a disposición de la sanidad pública y privada su acreditación QH (Quality Healthcare) que valora la excelencia a la calidad asistencial y seguridad de las organizaciones sanitarias. La Acreditación QH de IDIS permite evaluar los diferentes atributos de los sistemas de calidad existentes y unificar en un solo indicador las actividades realizadas por cada organización en la senda de la calidad. Este reconocimiento es de gran utilidad para todos los agentes implicados en el proceso asistencial. Tanto pacientes como familiares pueden sustentarse en esta acreditación para tomar la decisión sobre qué centro quieren para recibir la atención y la asistencia necesarias para desarrollar un seguimiento adecuado de su proceso. “-Este reconocimiento -ha añadido el director general de IDIS- supondrá una nueva vía para el reconocimiento de la calidad sanitaria de los centros tanto a nivel nacional como internacional”.