No se pierda

La Fundación Lilly premia a investigadores del cáncer de colon y la obesidad infantil

16 de junio, 2016
Fundación Lilly

La Fundación Lilly entregó esta semana al científico ICREA del IRB Barcelona, Eduard Batlle y al catedrático de la Universidad de Zaragoza, Luis Alberto Moreno Aznar, los premios Lilly a la Investigación Preclínica y Clínica 2016 respectivamente. El acto oficial de la XV edición de estos premios que, reconocen la trayectoria de excelencia de los científicos que contribuyen al desarrollo de la Biomedicina y las Ciencias de la Salud, estuvo presidido por la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, y tuvo lugar en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en Madrid. Hasta la fecha, un total de 30 expertos españoles que ejercen su actividad en centros nacionales han recibido esta distinción.

En la categoría de investigación Preclínica, la Fundación Lilly ha reconocido el trabajo del investigador del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB) Eduard Batlle, cuyo equipo de investigación ha descubierto que las células del cáncer de colon copian la estructura del terreno en el que van a anidar para “colonizar mejor un entorno que no es el suyo”, afirma Batlle.

Si el tumor está localizado se extrae fácilmente con cirugía y el paciente está curado y sólo recibirá quimioterapia para eliminar la enfermedad residual, pero cuando hay metástasis el pronóstico es malo porque las terapias actuales no logran eliminar las células tumorales”, explicó Batlle en una rueda de prensa previa a la entrega del premio.

El equipo de Batlle en el IRB ha descubierto que una de las armas del cáncer de colon es que sus células “establecen un tipo de comunicación” con las células del entorno del tejido intestinal para cambiarlo, una comunicación que es “esencial para la evolución del tumor” y que es propia de los tumores con peor pronóstico.

Determinar por qué unos pacientes recaen -alrededor de un 40% de pacientes sufrirán recaídas- y otros no, pasa por entender las claves de esta comunicación celular, que será fundamental para el desarrollo de estrategias que impidan o interrumpan este “diálogo” antes de que se produzca la metástasis. “Si todo va bien, y de momento va bien, quizás en cinco años podremos tener tratamientos basados en estas investigaciones. En ciencia es un plazo muy corto, aunque lógicamente nos gustaría acortarlo mucho más en beneficio de los pacientes”, considera Batlle.

Además, el equipo de Batlle trabaja en un ‘test de pronóstico’ que permitirá identificar a los pacientes según su nivel de riesgo a sufrir una recaída o metástasis, y que estará listo en dos o tres años.

En investigación Biomédica Clínica, la Fundación Lilly ha premiado al profesor Luis Alberto Moreno Aznar por su contribución al conocimiento de las causas de la obesidad infantil y al diseño de estrategias para prevenirla. Moreno es responsable del grupo GENUD de la Universidad de Zaragoza e Investigador del CIBER de Fisiopatología de la Nutrición y la Obesidad CIBEROBN.

Sus investigaciones han permitido identificar dos de los genes implicados en la obesidad pero también han descubierto que los factores hereditarios no son determinantes, sino que pueden modularse con aspectos como la lactancia materna, que modula el efecto de la genética en el exceso de adiposidad en adolescentes, la actividad física, o el descanso.

En la década de los 80, el 5% de los niños en España tenía sobrepeso. 20 años después, la cifra ronda el 30%, y en ese tiempo el perfil genético de la población no ha cambiado; los parámetros externos como la alimentación o el sedentarismo sí”, afirma.
..Redacción