No se pierda

Investigadores desarrollan biosensor que detectar fácilmente la bacteria E. coli

16 de junio, 2016
E.coli

Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Washington (WSU) ha desarrollado un biosensor portátil que hace que sea más fácil detectar las bacterias dañinas. El equipo de investigación, dirigido por Yuehe Lin, profesor de la Facultad de Ingeniería Mecánica y de Materiales, ha publicado recientemente su trabajo en la revista Small.

Al igual que en el caso de las retiradas de alimentos, comúnmente los patógenos dañinos sólo se descubren cuando la gente comienza a enfermar. Los investigadores han estado trabajando para desarrollar mejores biosensores que puedan rápida, precisa y automáticamente detectar todo, desde los biomarcadores del cáncer en la sangre hasta las bacterias nocivas en el entorno. Incluso pequeñas cantidades de agentes patógenos pueden suponer graves riesgos para la salud, pero los sensores disponibles son incapaces de detectar rápida y fácilmente estas cantidades.

El equipo de investigación de WSU creó un sencillo sensor que es capaz de detectar y amplificar la señal del patógeno de los alimentos Escherichia coli (E. coli) 0157: H7, que puede causar diarrea severa y daño a los riñones.

La clave para un conseguir un mejor sensor es mantener una gran cantidad de actividad enzimática para detectar antígenos en una muestra. Para hacer frente a este problema, los investigadores desarrollaron una partícula a nanoescala que incluye componentes orgánicos e inorgánicos y parece una pequeña flor. Más pequeña que una partícula de polvo y formada por un grupo de moléculas, la flor y los pétalos de tamaño nanométrico proporcionan una gran superficie para inmovilizar las enzimas altamente activas que son necesarias para detectar la bacteria en niveles bajos.

La “nanoflor” es capaz de reconocer las bacterias y amplificar su señal de modo que se pueden ver con un simple medidor o una tira indicadora de pH.

Queremos aprovechar estas “nanoflores” y crear un dispositivo portátil y fácil de usar, que cualquiera pueda usar en cualquier lugar“, dijo Lin. “Va a ser tan sencillo como usar una tira de prueba de embarazo o un medidor de glucosa“.

Los investigadores han presentado una patente para el concepto de dispositivo de mano y están trabajando en cambiar los componentes de la nanoflor para detectar marcadores de la enfermedad, así como otros agentes patógenos como la salmonella.

El equipo incluyó a Lin y su grupo de la Facultad Voiland de Ingeniería y Arquitectura de la WSU y a su colaborador, el profesor asociado Meijun Zhu, de la Facultad de Ciencias de la Alimentación de la WSU. El trabajo fue apoyado por los Centros estadounidenses para el Control de Enfermedades y el National Institute for Occupational Safety and Health.

La investigación está en consonancia con los WSU’s Grand Challenges, un conjunto de iniciativas de investigación relacionadas con grandes problemas de la sociedad, y es particularmente relevante para conseguir cambiar el curso de la enfermedad.
..Susana Calvo