Inicio ASP Las infecciones de la piel y partes blandas, tercera causa de ingreso...

Las infecciones de la piel y partes blandas, tercera causa de ingreso hospitalario por infecciones

Compartir

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano y actúa como barrera protectora para el organismo, por lo que cualquier alteración de la misma puede desembocar en una infección. De hecho, las infecciones de la piel y partes blandas (IPPB) son un motivo de consulta frecuente y suponen la tercera causa de ingreso hospitalario por infecciones, aumentando de forma considerable en la época de primavera y verano. Algunas de ellas como el impétigo no requieren de hospitalización, pero sí es necesaria en casos más profundos como celulitis, infecciones de tejidos blandos o infecciones musculares.

Así se ha manifestado en la VII Jornada de Enfermedades Infecciosas que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha celebrado en Madrid y a la que han asistido cerca de 200 profesionales, donde el Grupo de Enfermedades Infecciosas de la SEMI ha resaltado la elaboración de un protocolo de manejo conjunto de estas enfermedades, en función de la gravedad, edad, antecedentes previos o enfermedades asociadas de los pacientes.

Además, en esta jornada se han tratado las principales patologías infecciosas relacionadas con el paciente crónico complejo, como las infecciones urinarias, infecciones respiratorias o infecciones de la piel, entre otras.

En este sentido, las infecciones respiratorias son la primera causa de ingreso hospitalario por infecciones. “Ello supone que alrededor de una de cada diez altas que se producen en un hospital tienen que ver con este problema”, ha indicado el Dr. Javier de la Fuente, coordinador del Grupo de Enfermedades Infecciosas de la SEMI. Dentro de estas infecciones respiratorias se encuentran las neumonías producidas en pacientes debilitados, destacando entre ellas las neumonías por broncoaspiración.

Por su parte, en las personas de edad avanzada también son frecuentes las infecciones urinarias, tanto en las mujeres que suelen padecer infecciones de orina frecuentes, como en los hombres por problemas de próstata. “Este tipo de infecciones aumentan con la edad y también se sitúan entre las diez primeras causas de motivo de ingreso hospitalario, ya que aproximadamente una de cada 20 altas hospitalarias se asocian con infecciones urinarias”, ha señalado el experto.

Endocarditis infecciosa
La endocarditis infecciosa se produce por una inflamación del revestimiento interno de las cámaras y válvulas cardiacas a causa de la infección de un microorganismo, que generalmente suelen ser bacterias. En pacientes con edad avanzada conlleva unas manifestaciones clínicas más difíciles de detectar que en pacientes jóvenes. “Ello se debe a que hay algunos síntomas asociados a esta infección, como la insuficiencia cardiaca, que aparecen en pacientes de edad avanzada por otras causas que no tiene que ver con la infección, dificultando así su diagnóstico”, ha explicado el especialista.

En muchas ocasiones esta infección puede aparecer también por procedimientos relacionados con actividades sanitarias, como la presencia de vías periféricas, sondajes o pruebas de endoscopia, entre otras. Por ello, en estos casos, lo primero es realizar un diagnóstico precoz y, tras ello, llevar a cabo la intervención quirúrgica, en caso de que sea necesaria.

Además, ha asegurado el doctor “en la actualidad, la mejora de las técnicas de anestesia y de los procedimientos quirúrgicos, ha permitido realizar avances antes impensables, en este sentido”. Un ejemplo de ello es que, en los últimos años, muchos pacientes no tienen necesidad de estar ingresados durante todo el proceso en el hospital, sino que se puede completar el tratamiento de una forma efectiva y segura sin necesidad de ingreso y, en algunos casos, “con medicación autoadministrada”, ha añadido el doctor.

Infecciones tropicales e infecciones relacionadas con el ámbito hospitalario
En los últimos años, las enfermedades infecciosas de origen tropical están de plena actualidad por su propagación o penetración de mayor calado en diferentes partes del mundo. Los factores ambientales y biológicos son esenciales para que estas infecciones se desarrollen principalmente en ecosistemas determinados. “Malaria, zika o dengue son algunas de las que se han abordado en la jornada”, ha explicado el Dr. Javier de la Fuente.

Por su parte, también tienen cabida en la reunión las infecciones relacionadas con el ámbito hospitalario. “Un ejemplo de ello es la diarrea producida por un germen, que suele suceder en pacientes hospitalizados, produciendo una infección en el intestino grueso”, ha aclarado el experto.

En la reunión también se han tratado infecciones relacionadas con la bacteria del género de los estafilococos (MRSA) y gérmenes multiresistentes, que ofrecen resistencia a dos o más antibióticos. “Todas ellas pueden incidir y causar problemas en pacientes con graves patologías subyacentes, además de producir brotes dentro de los hospitales”, ha concluido el doctor.