No se pierda

¿Qué le pide la sanidad privada al nuevo Gobierno?

24 de junio, 2016
Cristina Contel

España tiene por delante una etapa llena de retos tras las elecciones Generales del próximo día 26, también en lo referente la sanidad, una de las principales preocupaciones de los ciudadanos.

Para ASPE, es esencial que el nuevo Gobierno, sea cual sea, tome conciencia de la necesidad de despolitizar la sanidad y se centre en la protección de la salud de los ciudadanos y en garantizarles la mejor atención sanitaria posible. Para ello, sería ideal alcanzar un Pacto Nacional de Sanidad, que esté por encima de ideologías, partidos y legislaturas. Redefinir el sistema para adaptarlo a las nuevas necesidades de nuestra sociedad y ofrecer equidad, estabilidad y seguridad a todos los ciudadanos, mediante una financiación suficiente para cubrir las necesidades asistenciales actuales de la población.

Por otra parte, nos encontramos en una situación socioeconómica en la que la optimización de los recursos existentes es esencial, valorando no su origen, sino criterios objetivos de coste-efectividad y mediante un sistema transparente y equitativo. En este sentido, nos parece trascendental potenciar la colaboración público-privada, siempre dentro de unas reglas claras y transparentes y buscando sinergias para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario.

Los diferentes modelos de colaboración público-privada se han demostrado satisfactorios, tanto en términos económicos, como en la percepción del paciente que, generalmente, no da importancia a la titularidad del centro, pero siempre se la da a tener una atención de calidad. Desde ASPE pedimos a los políticos dar un paso al frente y apostar por la eficacia que aporta la colaboración con la sanidad privada, ya sea en la concertación de pruebas diagnosticas o listas de espera o en la gestión de servicios sanitarios.

La calidad de la asistencia y la seguridad del paciente deben ser la razón del ser de nuestro sistema sanitario y para garantizarlas es esencial apoyarse en las posibilidades que abre el uso de las nuevas tecnologías, mantener formados a los trabajadores del sector e implementar sistemas de evaluación y control que nos permitan conocer nuestras fortalezas y debilidades para trabajar en un proceso de mejora continua.

Nuestra sociedad ha cambiado. Por un lado, el envejecimiento de la población hace que cada vez existan más enfermos crónicos, que requieren atención especializada, que trascienda del plano puramente sanitario y de cobertura al conjunto de sus necesidades sociosanitarias. En este sentido, es muy importante fomentar la transversalidad de la sanidad y su integración con otros sectores como el farmacéutico, la atención a la dependencia, la industria sanitaria, etc.

Por otra parte, los pacientes están demandando cada vez más un papel activo en el sistema sanitario. Cuestiones como el derecho de elección o la implantación de un sistema intraoperable a nivel nacional, que permita a los pacientes disponer de sus datos de salud son, a nuestro modo de ver, fundamentales.

En relación al derecho a elegir de los pacientes, desde ASPE apoyamos la actualización y expansión del Modelo MUFACE, de éxito probado durante muchos años y cuya infrafinanciación está limitando las posibilidades asistenciales de los funcionarios.

Por último, hay un asunto que debemos tener en consideración y es la visión de la sanidad como un sector de creación de riqueza, de puestos de trabajo y de inversión.

No debemos considerar la sanidad como un gasto ni fijarnos solo en la situación a corto plazo. Asimismo, no se debe en ningún caso utilizar un derecho fundamental de los ciudadanos, como es el derecho a la salud, con fines partidistas o ideológicos que frecuentemente perjudican la imagen a un sector, el de la sanidad privada, que supone más del 3% del PIB de nuestro país y da empleo directo a mas de 250.000 personas.

Es la hora de analizar la situación desde la responsabilidad y voluntad de todos los agentes implicados y tomar las decisiones necesarias, basadas en la lógica, la experiencia y con visión de futuro para crear un sistema mejor, estable y sostenible en el tiempo en el que lo más importante sea que los ciudadanos reciban la mejor atención posible.
..Cristina Contel. Presidenta de ASPE