No se pierda

Expertos reclaman más unidades en España especializadas en el abordaje de enfermedades inflamatorias intestinales

24 de junio, 2016

El Centro de Investigación en Gestión Sanitaria del IESE (CRHIM) y el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) proponen crear nuevas unidades especializadas en ambas enfermedades inflamatorias intestinales (EII) y un servicio de coordinación de pruebas y visitas médicas para mejorar el abordaje de estas patologías en España.

Y es que así se desprende de las propuestas que, incluidas en el proyecto ‘Koan’, han sido lanzadas por ambas entidades y promovido por Takeda con el objetivo de mejorar las necesidades asistenciales y sociales de ambas enfermedades que, con alrededor de 2.000 nuevos casos anuales en España, afectan a alrededor de 130.000 personas en nuestro país.

Trabajando en conjunto para buscar respuestas a las reivindicaciones de los pacientes, en el proyecto han participado hasta más de 450 personas entre gestores, pacientes, médicos, enfermeros, farmacéuticos de hospital y otros profesionales sanitarios de tres Comunidades Autónomas (Cataluña, Galicia y Madrid), que han trabajado conjuntamente para buscar respuestas a las reivindicaciones de los pacientes.

10 acciones prioritarias para mejorar
Aunque admiten que sus necesidades varían según la edad, la agresividad de la patología, el tiempo desde que fueron diagnosticados y el tiempo sin tener nuevos brotes, defienden que la puesta en marcha de unidades especializadas suponen “una mejora sustancial en la calidad del servicio percibido por el paciente”. Del mismo modo lamentan que no estén debidamente atendidas las necesidades de carácter social y emocional, tanto en las unidades especializadas como en el resto de centros.

Para mejorar esta situación, proponen un decálogo de acciones prioritarias:

1. Determinar hospitales de referencia en EII en cada comunidad y delimitar sus ámbitos de actuación territorial y su relación con los servicios de atención primaria y otros centros.

2. Que las unidades especializadas estén formadas por “profesionales de distintas especialidades” y cuenten con “recursos para facilitar el acceso a pacientes a través de canales no presenciales, como el teléfono o el correo electrónico”.

3. Elaboración de nuevos protocolos de coordinación entre niveles asistenciales, el diagnóstico en Atención Primaria, la gestión de listas de espera de pruebas diagnósticas y cirugía, así como los de transición del paciente pediátrico al adulto.

4. Potenciar el papel de Enfermería.

5. Promocionar hábitos de vida saludables.

6. Crear unidades de manejo y adherencia al tratamiento.

7. Poner en marcha un servicio de cita coordinada para pruebas y consultas.

8. Mejorar la formación en Atención Primaria y Pediatría.

9. Ofrecer apoyo a pacientes.

10. Poner en marcha una Plataforma para el intercambio de conocimiento

..Redacción