Inicio ASP Investigadores desarrollan una mejor forma de predecir la diabetes

Investigadores desarrollan una mejor forma de predecir la diabetes

Compartir

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto una nueva forma sencilla y precisa para predecir qué mujeres con diabetes gestacional desarrollarán diabetes tipo 2 después del parto. El descubrimiento permitiría a los profesionales de la salud identificar a las mujeres con mayor riesgo y ayudar a motivar a las mujeres a que hagan cambios en su estilo de vida y seguir otras estrategias que podrían prevenirlas de desarrollar la enfermedad más adelante.

La diabetes gestacional se define como la intolerancia a la glucosa que se identifica por primera vez durante el embarazo. Se presenta en entre un 3 y 13% de todas las mujeres embarazadas, y aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 de un 20% a un 50% en los cinco años posteriores al embarazo de una mujer.

Los esfuerzos conjuntos de Michael Wheeler, profesor en el Departamento de Fisiología de la Universidad de Toronto, y Erica Gunderson, investigadora científica senior de la Kaiser Permanente Northern California Division of Research, condujeron al desarrollo de una técnica llamada “metabolómica dirigida” para predecir mejor el desarrollo de la diabetes tipo 2 en mujeres con diabetes gestacional reciente. Comúnmente, la diabetes se diagnostica midiendo los niveles de azúcar en la sangre en forma de glucosa, un importante combustible utilizado por las células en el cuerpo. Los investigadores identificaron algunos otros metabolitos que indican los primeros cambios que pueden significar un riesgo futuro de diabetes mucho antes de que se produzcan cambios en los niveles de glucosa.

El equipo analizó muestras de sangre en ayunas recogidos de mujeres con diabetes gestacional dentro de los dos meses después del parto – y predijeron con una exactitud de un 83% qué mujeres desarrollarían la enfermedad más adelante. Estos resultados fueron significativamente mejores prediciendo el desarrollo de la diabetes tipo 2 que los métodos convencionales, una prueba de sangre en ayunas, sumado al tiempo que se emplea y a la incomodidad de la prueba oral de tolerancia a la glucosa.

Después de dar a luz a un bebé, a muchas mujeres se les hace muy difícil programar dos horas para otra prueba de glucosa“, dice Wheeler, que es también científico en el Instituto de Investigación General de Toronto. “¿Y si pudiéramos crear una prueba mucho más eficaz que se pudiera hacer a las mujeres mientras están todavía en el hospital? Una vez que se desarrollado la diabetes, ya es muy difícil revertirla“.
La prevención temprana es la clave para minimizar los efectos devastadores de la diabetes sobre los resultados en salud“, dice la doctora Gunderson. “Identificando a las mujeres poco después del parto, podemos centrar nuestros recursos en las de mayor riesgo para que puedan beneficiarse de los esfuerzos de una prevención temprana“.

Las muestras de sangre en ayunas utilizadas para este estudio se obtuvieron de 1.035 mujeres diagnosticadas con diabetes gestacional e inscritas en el estudio Kaiser Permanente’s Study of Women, Infant Feeding and Type 2 Diabetes after GDM Pregnancy, también conocido como estudio SWIFT, que fue financiado por los Institutos nacionales de Salud de EE.UU. El estudio SWIFT evaluó a las mujeres mediante pruebas orales de tolerancia a la glucosa 2 meses después del parto y posteriormente cada año para evaluar el impacto de la lactancia materna y otras características en el desarrollo de la diabetes tipo 2 después de un embarazo complicado por la diabetes gestacional.

La Asociación Americana de la Diabetes recomienda una prueba para detectar la diabetes tipo 2, entre seis y 12 semanas después del parto en mujeres con diabetes gestacional, y después hacerse revisiones cada año o cada tres años durante toda la vida. Se cree que el hecho de que en la prueba oral de la glucosa se emplee mucho tiempo, unas dos horas, es una de las razones de las bajas tasas de cumplimiento -menos del 40%- en algunos casos.

El nuevo método también puede ser capaz de predecir qué individuos pueden desarrollar diabetes tipo 2 en la población en general – un avance importante en un momento en el que más de 300 millones de personas sufren la forma prevenible de esta enfermedad. Un análisis de sangre de nueva generación que es más sencilla y precisa que las opciones actuales podría ayudar a identificar a las personas que más se beneficiarían de intervenciones más cortas y eficaces para prevenir la diabetes tipo 2.

Wheeler y Gunderson esperan ahora llevar a cabo pruebas adicionales en mujeres con diabetes gestacional para evaluar las diferencias raciales y étnicas en la predicción, e investigar a grupos de alto riesgo con prediabetes para saber si la metabolómica es capaz de predecir la diabetes tipo 2 en la población general.
..Susana Calvo