No se pierda

¿Qué son y para qué nos sirven los HealthWearables?

28 de junio, 2016
Josep Ayllon

Relojes, pulseras y teléfonos inteligentes. Están por todas partes. Todo el mundo está enganchado al móvil. Whatsappeando, escuchando música o comprando. Vamos a reconocerlo. Tanto tú como yo los usamos a diario. Está claro que toda esta tecnología nos rodea, nos invade y nos genera nuevas maneras de solucionar nuestro día a día. Ahora bien, ¿Sabías que en el terreno de la salud todos estos dispositivos tienen mucho que decir? Por si no los conoces aún, voy a introducirte al apasionante mundo de los healthweareables.

¿Qué es un weareable?
Para que me entiendas, un weareable es un dispositivo ponible, es decir, que te lo pones (valga la redundancia), como la ropa, un reloj, una pulsera o unas gafas. El wearable o dispositivo wearable es, dentro del sector tecnológico y más concretamente de la electrónica de consumo: aquel dispositivo que se lleva sobre, debajo o incluido en la ropa, que está siempre encendido y no necesita encenderse y apagarse. En todo caso, necesita recargarse de energía. Está continuamente registrando datos que procesa y entrega de forma útil a sus usuarios.

Otras de sus características es que permite la multitarea, o sea, que no requiere dejar de hacer otra cosa para ser usado. Puede, además, actuar como extensión de nuestro cuerpo o de nuestra mente. Increíble, ¿verdad? Pues ya están con nosotros los relojes inteligentes, las pulseras de fitness, las aplicaciones del móvil que las gestionan o las gafas inteligentes. Y han venido para quedarse.

Actualmente, los dispositivos más usados son los relojes inteligentes o smartwatches y las pulseras de actividad. Todo ello combinado con las correspondientes aplicaciones para el smartphone y, evidentemente, sincronizado en la nube.

Las aplicaciones y posibilidades de los healthwereables son enormes
Existen cada vez más productos y servicios vinculados a esta innovación, relacionados con sectores como la salud, el deporte, el bienestar, el entretenimiento, la productividad o la industria militar. Pero yo quiero hablarte de lo puede llegar hacer esta tecnología por tu salud.

A continuación, vamos a ver cómo nos ayudan estos dispositivos

#1. Recogen información relevante y útil para nosotros. Por ejemplo, nos dicen cuántos pasos caminamos, cual es nuestra frecuencia cardiaca o cuáles son nuestros ciclos de sueño,todo ello sin necesidad de introducirlos manualmente. Además, no lo presentan de un modo fácil de interpretar.

#2. Son interoperables con otros dispositivos y aplicaciones. Es decir, son capaces de recoger información de nuestro cuerpo al instante y mandar esa información a diversos dispositivos a través de la tecnología inalámbrica. Toda esa información se almacena en la nube de internet. Y, por supuesto, podemos consultarla en tiempo real por diferentes dispositivos donde, como y cuando queramos.

#3. Están integradas con la vida del consumidor y entran en el ciclo de cuidado personal. O sea, que de la misma forma que te lavas los dientes o te pesas cada día, sabes cómo han sido tus ciclos de sueño, los pasos que has caminado, los pisos que has subido subido o los gramos de azucares libres que has consumido en un día. Y, lo más importante, gracias a la manera que tiene esta información de presentarse puedes tomar decisiones correctivas en función de los resultados observados.

#4. Están integradas con las redes sociales. Te permiten compartir, si tú quieres, todos los registros, con lo cual puedes competir, compartir y participar de una comunidad de usuarios alrededor de actividades saludables.

#5. Atraen de forma muy simpática al consumidor. Si aún no has probado ninguna de estas aplicaciones. Te animo a que lo hagas.
..Dr. Josep Ayllón. Médico de familia. mimedico.pro