No se pierda

Un estudio internacional liderado por el IdAB abre nuevas vías para terapias contra patógenos respiratorios, causantes, entre otros de la EPOC

29 de junio, 2016
Haemophilus influenzae

Una investigación liderada por el Instituto de Agrobiotecnología (IdAB), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y el Gobierno de Navarra, ha identificado, a través de una metodología pionera, elementos bacterianos implicados en la infección causada por un patógeno que coloniza las vías respiratorias de pacientes de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

Este hallazgo, también fruto del trabajo de colaboración con tres universidades norteamericanas -Drexel y Pensilvania, ambas de Estados Unidos y British Columbia, de Canadá- permitirá abrir nuevas vías para el desarrollo de terapias antibacterianas aplicables a infecciones respiratorias, tal y como informa la UPNA en un comunicado.

El estudio que, ha sido publicado en la revista PLoS Pathogens, desarrolla una metodología “pionera” para analizar las bases genéticas de bacterias patógenas y sirve para identificar dianas terapéuticas con el fin de desarrollar nuevos agentes antimicrobianos.

TREP, que así se llama la metodología, y corresponde a las siglas en inglés de ‘transformed recombinant enrichment profiling’, su potencial reside en “su enorme capacidad para la rápida identificación de factores de virulencia bacterianos, que son los mecanismos con los que cuenta un microorganismo para poder entrar en el cuerpo humano, invadir tejidos y provocar una enfermedad y que pueden ser posteriormente explotados como dianas antimicrobianas”, explica Junkal Garmendia García, científico titular del CSIC en el IdAB y directora del estudio.

Este trabajo ha aplicado la metodología TREP al estudio de la arquitectura genética de la invasión intracelular causada por el patógeno respiratorio Haemophilus influenzae, colonizador de las vías aéreas de pacientes respiratorios crónicos y al que se asocia con el empeoramiento prolongado de los síntomas de la EPOC. “Este patógeno invade el epitelio respiratorio, que es el tejido que recubre el tracto respiratorio y actúa como una barrera de protección de las vías respiratorias, y la infección que causa escapa a la respuesta inmune y a la intervención terapéutica durante la infección crónica. Gracias a ello, el patógeno persiste”, indica la especialista.

Mediante la metodología TREP, se han identificado en el patógeno Haemophilus influenzae unos elementos clave tanto para invadir el tejido epitelial como para adherirse varios de ellos entre sí y formar así grupos o microcolonias. “En conjunto, el estudio identifica elementos bacterianos cuyo bloqueo puede interferir la invasión del patógeno, lo que, a su vez, aumentará previsiblemente la eficacia antibiótica frente a la infección respiratoria”, concluye Garmendia.

En España hay dos millones de personas con una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) pero, según denuncian desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), más del 70% de estos pacientes está sin diagnosticar. La EPOC, causada principalmente por el tabaquismo (fumadores activos y pasivos) constituye su principal factor de riesgo, y es que hasta uno de cada cuatro fumadores sufrirá esta patología durante su vida. A nivel mundial la EPOC sigue aumentando su mortalidad, y se prevé que en el 2020 sea la tercera causa de muerte por detrás de la cardiopatía isquémica y los accidentes cerebrovasculares.

 Hay que destacar que la metodología TREP es aplicable a un amplio abanico de especies bacterianas, incluyendo, entre otras, los patógenos respiratorios Streptococcus pneumoniae, causantes entre otras, de la neumonía, sinusitis…; y Moraxella catarrahlis que provoca otitis, bronquitis, sinusitis y laringitis.

..Redacción