No se pierda

En 2015 los laboratorios gastaron 496 millones en médicos y organizaciones sanitarias

4 de julio, 2016
Antonio Esteve Farmaindustria

496 millones de euros es el total de los contratos con organizaciones y profesionales sanitarios de la industria farmacéutica en 2015. Han sido 190 millones de euros en proyectos de I+D; 119 millones de euros en ayudas para que profesionales sanitarios pudieran acudir a actividades científicas y reuniones profesionales; 66 millones de euros para la celebración de estas actividades; 88 en prestación de servicios profesionales (individuales o en grupos) y 33 millones en donaciones. Es la primera vez que las empresas farmacéuticas ofrecen estos datos en España.

Farmaindustria, la patronal de la industria farmacéutica, decidió en 2014 imponerse un Código de Buenas Prácticas que incluía la publicación de los desembolsos monetarios o en especie, conocidos como transferencia de valor, dirigidos tanto a profesionales como organizaciones sanitarias en actividades formativas, reuniones financieras, prestación de servicios y donaciones.

La investigación de nuevos medicamentos necesita de la colaboración entre la industria farmacéutica, las organizaciones profesionales y el sistema sanitario porque todos mejoran en su capacitación, y la transparencia genera confianza, rigor, objetividad y evita competencia desleal.

Estos datos son, de momento, agregados, sin identificar cada caso, pero a partir de 2017 será individualizados porque la Agencia de Protección de Datos ha emitido una resolución que asegura que, por interés de la ciudadanía, no será necesario que cada profesional firme un consentimiento previo para la publicación y bastará que se informe de esta transparencia en los contratos firmados entre las partes.

I+D e información científica
La apuesta por I+D y el compromiso con la información científica son dos actividades clave para Farmaindustria tal como demuestra la inversión realizada en estos apartados.

Para el Presidente de Farmaindustria, Antoni Esteve, la inversión de 2015 en I+D es un reflejo de la importante apuesta que hace la industria farmacéutica por mantener la excelencia investigadora en España. Además, “facilita que nuestros centros de investigación, universidades, hospitales y profesionales no sólo conozcan las principales innovaciones, sino que puedan hacer uso de éstas en fases tempranas, lo que beneficia altamente a todos; sobre todo, a los pacientes”.

Por otro lado, según datos de Farmaindustria, más del 70% de las actividades científicas y los congresos y reuniones profesionales para los que la industria destina ayudas, ya sea a profesionales u organizaciones, son eventos de terceros organizados por entidades científicas acreditadas y de reconocido prestigio, como es el caso de las sociedades científicas, lo que garantiza el rigor, la independencia y el interés científico de estas actividades, que cuentan siempre con un programa elaborado por comités científicos independientes. La labor que en este ámbito desarrollan las sociedades contribuye a que los médicos españoles ostenten un nivel de excelencia que ha sido reconocido tanto a nivel nacional como internacional y a que desempeñen una actividad asistencial que es altamente valorada por los ciudadanos.

Es motivo de orgullo para nuestro sector ser uno de los principales facilitadores del acceso a información científica de los profesionales sanitarios españoles”, apunta el Presidente de Farmaindustria. Todos -profesionales, organizaciones sanitarias, sistema de salud, industria farmacéutica y, sobre todo, pacientes- “nos beneficiamos de que el profesional sanitario conozca y maneje los últimos avances en su especialidad, por lo que es crucial que la industria continúe con su firme compromiso de facilitar la organización y asistencia a las actividades científicas y los congresos profesionales”.

Casi el 95% de las ayudas que destina la industria farmacéutica en España a profesionales sanitarios se ofrece a médicos. En nuestro país hay 177.665 médicos haciendo labores asistenciales, según datos oficiales del INE referidos a 2014, y un gran número de ellos se benefician de estas actividades científicas apoyadas por la industria.
..Alfonso González