Inicio ASP El raspado endometrial parece ser beneficioso para parejas que tratan de concebir

El raspado endometrial parece ser beneficioso para parejas que tratan de concebir

Compartir

El hecho de que el “daño” en el revestimiento del útero – ya sea involuntario o intencionado – aumenta la posibilidad de la implantación del embrión y por lo tanto la posibilidad de embarazo en ciertos grupos de mujeres que se someten a la FIV, siempre ha sido objeto de controversia. Por lo general, el “daño” se genera a través de una biopsia de la mucosa del útero (endometrio), cuya acción se cree que causa una inflamación favorable (“rasguño”) en el endometrio, haciéndole así más receptivo a la implantación del embrión. De hecho, el éxito de cirugías uterinas más complejas en algunos estudios se ha atribuido al raspado y no a la cirugía en sí.

Ahora, una revisión de los ensayos controlados aleatorios que evalúan el raspado endometrial en las mujeres que planean someterse a la inseminación intrauterina (IIU) o que intenten concebir de forma espontánea (con o sin inducción de la ovulación) sugiere que el raspado de endometrio puede ser beneficioso bien para parejas que intentan concebir naturalmente o mediante IIU, aunque “la calidad de la evidencia disponible es baja“.

La revisión fue realizada por los colaboradores de Cochrane, una red independiente de investigadores cuyo objetivo es reunir y sintetizar las mejores pruebas de diferentes disciplinas médicas. Esta revisión del raspado de endometrio está siendo presentada en la reunión anual de ESHRE (European Society of Human Reproduction and Embryology”) que está teniendo lugar esta semana en Helsinki, de la mano de Sarah Lensen, del Departamento de Obstetricia y Ginecología, de Universidad de Auckland, Nueva Zelanda.

En la revisión, donde se incluyeron ocho ensayos con un total de 1180 mujeres examinadas, se comparó el raspado endometrial con la no intervención o una intervención simulada. Los resultados primarios fueron “nacidos vivos/embarazos en curso” y dolor por la intervención.
Tras el análisis, el raspado endometrial pareció aumentar las probabilidades de embarazo clínico y de nacidos vivos en comparación con la no realización del procedimiento o con un procedimiento con placebo; la diferencia en el resultado fue estadísticamente significativa y prácticamente dobló las posibilidades de nacidos vivos en comparación con ninguna intervención (riesgo relativo 2,22). La Srta. Lensen explicó que el raspado endometrial aumentaría las probabilidades normales de tener un bebé vivo o un embarazo en curso desde un 9% durante un período de tiempo determinado hasta un 14 y 28%.

Sin embargo, la calidad de los estudios de los que procede el resultado fue considera de “muy baja calidad“. “Los resultados deben ser tratados con precaución“, dijo la Srta. Lensen, ya que la mayoría de los ensayos incluidos se asociaron a un riesgo grave de sesgo. No hubo evidencia de que el raspado endometrial tuviera ningún efecto sobre un aborto involuntario, embarazo ectópico o embarazo múltiple. En uno de los estudios se reportó de dolor durante el procedimiento de raspado en un promedio de 6/10.

La Srta. Lensen describió el raspado endometrial como “un procedimiento barato y sencillo“, que puede llevarse a cabo sin analgesia durante una corta visita a la clínica; sin embargo, sí se requiere un examen interno ya que está asociado con el dolor y el malestar.
..Susana Calvo