Inicio ASP La OMC recuerda la crudeza de los ataques contra instalaciones sanitarias

La OMC recuerda la crudeza de los ataques contra instalaciones sanitarias

Compartir

En la última Asamblea de la OMC celebrada este pasado fin de semana se ha recordado la magnitud de los ataques a instalaciones sanitarias en los conflictos armados en los últimos años. Son cifras que llaman la atención por su crudeza.

Según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se produjeron 594 ataques contra instalaciones y personal médico en 19 países durante el período 2014-2105. De los cuales, 228 ataques fueron en Siria. Cisjordania y Franja de Gaza siguieron con 53 ataques y tanto Irak como Pakistán registraron 43 incidentes cada una.

En ellos fallecieron 959 personas entre médicos, personal de apoyo, pacientes y visitas, y más de 1.500 resultaron heridas.

Uno de los datos más alarmantes del informe es que más del 60% de los ataques se dirigieron de forma deliberada contra instalaciones médicas. El 20% fueron accidentales y en el resto de los casos se desconoce la motivación. Más de la mitad de las agresiones fueron perpetradas por gobiernos, un tercio por grupos armados no estatales y el resto se desconoce.

En lo que va de año, tres hospitales de la ciudad siria de Alepo fueron bombardeados, entre ellos uno de los pocos que aún ofrece asistencia pediátrica, donde murieron más de 15 personas y, además, se produjo un ataque a un centro médico en la misma localidad que se saldó con 48 heridos.

También se perpetró un ataque contra el Hospital apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF), en la provincia de Sa’ada, Yemen que causó 5 muertos y 10 heridos, además del derrumbamiento de varios edificios del complejo hospitalario.

En febrero de este mismo año, ataques aéreos destruyeron el hospital de Marat al Numan en la provincia siria de Idlib, en el norte del país, en el que murieron 9 trabajadores médicos y 16 pacientes.