No se pierda

La SEPEAP denuncia que los niños españoles cada vez son peor atendidos en Atención Primaria

12 de julio, 2016
Pediatra

Cada vez peores”, y es que así califica la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), las condiciones en las que se atiende a los niños españoles en Atención Primaria.

Como denuncia la SEPEAP, un tercio de los profesionales que atienden las 6.400 plazas de pediatras de Atención Primaria en España no son pediatras, sino médicos de familia, y por lo tanto sin la formación requerida para obtener el título de pediatría.

Además, prosigue, la situación, para nada está mejorando, sino que empeora por momentos a tenor de los datos de la Organización Médica Colegial. Así, de los pediatras que actualmente atienden en Atención Primaria, un 30% estará jubilado antes de 10 años y, lo que es peor, sin que las autoridades hayan aplicado medidas “suficientes” para compensar esta deriva.

Los médicos reconocen la falta de incentivos que hay para no especializarse en pediatría de este área, destacando, entre los motivos, una menor recompensa económica y falta de reconocimiento profesional y académico.

Importancia de la atención al menor por parte de pediatras
Como afirma el presidente de la SEPEAP, Venancio Martínez, la figura del pediatra en la atención al menor es crucial, y es que “numerosos estudios avalan esa conveniencia”. “Tomar medidas para consolidar esta realidad generaría un doble ahorro, económico y de salud en nuestra sociedad”, prosigue. Mayor capacidad de resolución de los problemas de alta prevalencia en niños y adolescentes, mejores resultados en las actividades preventivas y más altas coberturas vacunales, son, entre otros, beneficios que se obtienen si la atención a los niños es dada por parte de pediatras, y no por médicos de familia.

Los resultados de países con atención exclusiva por parte de los pediatras en Atención Primaria, medidos con indicadores de salud de los niños y por la satisfacción de los padres, son excelentes y mejores que los de algunos países europeos que, más ricos, tienen un modelo de Atención Primaria basado en atención por parte de médicos de familia.

Dicho esto, la organización ha recalcado que el 67% de los médicos del primer nivel dedica menos de 25 horas al año a su formación dentro de su jornada laboral, pese a que las Comunidades reconocen dentro de la jornada laboral del médico 40 horas para actividades formativas. “Esas 40 horas que supuestamente se facilitan son voluntarias, pero muchos no podemos aprovecharlas porque no hay nadie que cubra ese tiempo y en su lugar tienen que responsabilizarse los compañeros”, concluye Martínez.
..Redacción