Inicio ASP La TAVI, una alternativa poco invasiva para el tratamiento de la estenosis...

La TAVI, una alternativa poco invasiva para el tratamiento de la estenosis aórtica en personas mayores o enfermas

Compartir

Entre las enfermedades cardiovasculares más relacionadas con el envejecimiento se encuentran las afecciones de las válvulas cardiacas. El corazón tiene cuatro válvulas. Normalmente, estas válvulas se abren para que la sangre fluya a través o hacia afuera del corazón y luego se cierran para impedir que vuelva en dirección contraria. Pero algunas veces, no funcionan adecuadamente.

En la estenosis aórtica, la válvula aórtica no se abre completamente porque es demasiado estrecha para bombear sangre de manera eficaz, debido a una acumulación de calcio, o altos niveles de colesterol o a un defecto de nacimiento. “Esto hace que el corazón tenga que trabajar más de la cuenta, lo cual puede debilitar el músculo cardiaco y ser más susceptible al fallo cardiaco” explica el Dr. Carlos Macaya, jefe del nuevo Servicio de Cardiología del Hospital La Milagrosa de Madrid y presidente de la Fundación Española del Corazón. Se calcula que por encima de los 80 años de edad, hasta un 7% padece de estenosis aórtica, de mayor o menor gravedad.

Esta enfermedad puede estar latente durante muchos años sin producir síntomas. Sin embargo, cuando éstos comienzan a aparecer, el pronóstico a medio plazo es grave si no se realiza tratamiento quirúrgico adecuado.

¿Cuáles son los síntomas de la estenosis aórtica?
Las alteraciones cardiológicas asociadas a una estenosis aórtica provocan los siguientes síntomas en los pacientes:

• Fatiga y/o sensación de ahogo
• Dolor de pecho (angina)
• Pérdida de conocimiento o desvanecimiento

La TAVI. Un nuevo tratamiento para pacientes que no pueden someterse a una cirugía.
La estenosis aórtica severa no se puede tratar con medicación. Para los pacientes que sufren esta enfermedad es necesario someterse al remplazo de la válvula aórtica por una nueva. Pero no todos pueden someterse a una cirugía abierta.

A día de hoy, los pacientes que no pueden optar a una cirugía abierta por edad o por estar previamente enfermos, pueden acceder a un nuevo procedimiento mínimamente invasivo llamado reemplazo de válvula aórtica mediante tecnología transcatéter o TAVI (Transcatheter Aortic Valve Implantation). Gracias a este nuevo procedimiento, este tipo de paciente tiene a su alcance una nueva vía de tratamiento que ofrece muchos beneficios, señala el Dr. Carlos Macaya.

La TAVI es un procedimiento mínimamente invasivo que requiere una anestesia general no profunda y que a través del cual se realiza una punción en la ingle para introducir un catéter en el cuerpo que será el encargado de transportar la nueva válvula que sustituirá a la válvula aórtica enferma.

Gracias a este tratamiento se ha conseguido un porcentaje de éxito del 96% en pacientes que presentan este trastorno, destaca el Dr. Macaya, experto y referente mundial en el tratamiento de valvulopatías aórticas.

Para la realización de estos procedimientos el Hospital La Milagrosa ha puesto en marcha una nueva sala de Hemodinámica con tecnología de última generación como es el sistema de Angiografía Digital Phillips ALLURA XPER FD20 que permite un amplio rango de pruebas angiográficas, diagnósticas e intervencionistas para la coronariografía, ventriculografía, aortografía y electrofisiología.

Ventajas que el procedimiento TAVI ofrece al paciente

• Tiempo de recuperación más corto, uno o dos días
• Mínimamente invasiva, no precisa de incisión en el pecho
• Menos dolorosa que la cirugía abierta convencional
• Supone una opción para salvar la vida a pacientes de alto riesgo

El Hospital La Milagrosa es un centro médico quirúrgico de carácter general, ubicado en el barrio de Chamberí, en el centro de Madrid. En constante renovación cuenta con una completa cartera de servicios y la más avanzada tecnología para el diagnóstico y el tratamiento de las patologías más complejas. Enmarcado en este proceso, recientemente ha puesto en marcha un nuevo Servicio de Cardiología con la tecnología más avanzada del mercado coordinado por un equipo médico de primer nivel con el Dr. Carlos Macaya, el Dr. Pérez Villacastín y el Dr. Alvarez-Vieitez.