No se pierda

Descubierta nueva diana terapéutica para el tratamiento de la depresión

13 de julio, 2016
depresion

Un equipo de científicos de la Universidad de Northwestern de Chicago ha demostrado cómo la manipulación de una nueva diana en el cerebro mediante la terapia génica podría conducir a nuevos tratamientos para la depresión.

Los investigadores demostraron la disminución de un conjunto de proteínas llamadas canales HCN redujo el comportamiento depresivo en ratones. Si esto se replica en seres humanos, los resultados podrían informar acerca de terapias nuevas para millones de pacientes que no responden a los tratamientos existentes para la depresión.

Los fármacos disponibles actualmente para tratar la depresión ayudan a la mayoría de los pacientes, pero no funcionan en algunos pacientes y no trabajan desde el principio para otros“, dijo el autor principal, el Dr. Dane Chetkovich, profesor de neurología y de fisiología en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern. “Existe una necesidad real de nuevas terapias para ayudar a los pacientes que están desesperados por tener alternativas a las opciones terapéuticas disponibles“.

El estudio fue publicado el 12 de julio en la revista Molecular Psychiatry.

La mayoría de los antidepresivos existentes afectan al estado de ánimo y a las emociones mediante el aumento de los niveles de los neurotransmisores llamados monoaminas, concretamente de la serotonina, la dopamina y la norepinefrina. Pero el hecho de que estos fármacos no sean eficaces para muchos pacientes sugiere que existen mecanismos adicionales subyacentes a la depresión que hasta ahora no han sido descubiertos, a los que dirigirse con nuevas terapias.

En investigaciones anteriores, el laboratorio de Chetkovich y otros mostraron que esos mecanismos podrían implicar al hipocampo, una región del cerebro importante para el aprendizaje, la memoria y la regulación emocional. Observaron que los cambios en los canales HCN, que suelen participar en el control de la actividad eléctrica de las células del corazón y del cerebro, también jugaron un papel fundamental en los comportamientos relacionados con la depresión.

En el nuevo estudio, un grupo de científicos de Northwestern dirigidos por Chetkovich, trabajó para traducir esa visión en una terapia génica potencial utilizando modelos de ratón. Los científicos inyectaron quirúrgicamente a los ratones un virus no tóxico diseñado con ingeniería genética para expresar un gen que desactiva la función del canal HCN en las neuronas del hipocampo.

Cuando los canales HCN dejaron de funcionar, los ratones se comportaron como si se les hubiera dado medicamentos antidepresivos“, explicó Chetkovich.

Por el contrario, al aumentar la función de los canales HCN se elimina el efecto antidepresivo.

Para medir el comportamiento depresivo, los científicos cuantificaron el tiempo durante el cual los ratones tratarían de escapar de un entorno antes de darse por vencidos – una prueba utilizada por la industria farmacéutica para examinar compuestos para que sean eficaces como antidepresivos, incluyendo los medicamentos que actualmente están en el mercado.

Este trabajo no sólo identifica una diana terapéutica totalmente nueva para tratar la depresión, sino que ofrece una descripción molecular detallada de las estructuras que necesitan ser manipuladas para que ésta actúe como un antidepresivo, y desarrolla herramientas virales para hacerlo“, dijo Chetkovich.

En futuras investigaciones, los científicos se centrarán en la adaptación del enfoque de terapia génica viral a pacientes humanos. También cuentan con una subvención del Instituto Nacional de Salud Mental para encontrar pequeñas moléculas que puedan desarrollarse en medicamentos orales para desactivar los canales HCN del cerebro.
..Susana Calvo