Inicio ASP El pádel, deporte de moda: la importancia de prevenir lesiones

El pádel, deporte de moda: la importancia de prevenir lesiones

Compartir

El pádel se ha convertido desde hace unos años en el deporte de moda en España. Su popularidad se ha acrecentado en la última década hasta el punto de convertirse en una de las actividades físicas preferidas por los españoles.

Los datos oficiales así lo corroboran. Según la última Encuesta de Hábitos Deportivos, publicada por el ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en España existen más de dos millones de jugadores regulares (juegan al menos una vez a la semana) y más de cuatro millones ocasionales (lo practicaron al menos una vez en 2015).

¿Qué ha llevado al pádel a convertirse en un deporte tan popular? En primer lugar, su facilidad para ser practicado a cualquier edad. Es un deporte que requiere de un esfuerzo físico perfectamente asumible para todas las personas. Al jugarse por parejas y en unas dimensiones reducidas lo pueden disfrutar por igual niños, adolescentes, adultos y mayores.

Además, como toda actividad física, sus beneficios para la salud son más que evidentes. Nos permite mejorar nuestro estado físico, prevenir el sobrepeso y otras enfermedades… Además, el pádel es una continua fuente de socialización –el hecho de practicarlo en pareja es fundamental en este aspecto- y una gran terapia antiestrés.

En líneas generales, estos son sus beneficios más importantes para la salud

Beneficios motrices

  • Correcto desarrollo corporal
  • Mejora de la coordinación general dinámica
  • Aumento de la coordinación óculo-manual
  • Mejora del desarrollo psicomotriz

Beneficios fisiológicos

  • Aumento de la coordinación general y específica
  • Aumento de la fuerza muscular
  • Lucha contra el sedentarismo (previene obesidad y sobrepeso)
  • Gasto calórico (liberación de endorfinas)
  • Mejora del estado de ánimo

Beneficios psicosociales

  • Mejora del autocontrol de las emociones
  • Mejora de la autoestima y del estado de ánimo
  • Sensación de bienestar
  • Proporciona diversión, es fuente de placer
  • Desarrollo de trabajo en pareja: colaboración, ayuda, saber competir…
  • Aprehensión de valores como superación, voluntad, capacidad de sacrificio, juego limpio
  • Previene el exceso de tiempo dedicado a alternativas lúdicas sedentarias y pasivas

Pese a su popularidad, fácil acceso y los beneficios que conlleva, el pádel no está exento de riesgos. Como cualquier otro deporte, los contratiempos están al orden del día. Según un estudio de la Fundación MAPFRE, entre las lesiones más frecuentes en los jugadores de pádel se encuentran: esguinces de tobillo, contracturas musculares, epicondilitis, roturas musculares, tendinitis y lumbalgias.

Prevenir lesiones en el pádel es fundamental para reducir los riesgos. Por eso, es recomendable tomar todo tipo de precauciones para evitar, en la medida de lo posible, que suframos cualquiera de estos percances durante la práctica de nuestros partidos.

Consejos para jugar al pádel
Antes de saltar a la pista, es fundamental realizar ejercicios de calentamiento y estiramientos, al menos durante diez o quince minutos. También es fundamental evitar jugar en superficies duras, donde las articulaciones (rodillas y tobillos) se resienten especialmente.

En partidos de mucho calor, debemos beber mucho agua así como bebidas isotónicas para evitar la deshidratación que, si llega al 2%, puede afectar al rendimiento y a las habilidades cognitivas y puede causar la muerte si perdemos el 10%.

También es clave elegir materiales y complementos de primer nivel. Jugar con una pala de calidad nos ayudará a evitar sobrecargas en el codo (la temida epicondilitis). Además, debe utilizar un calzado específico y evitar jugar con pelotas muy viejas o desgastadas.

Los accesorios, fundamentales
Tampoco debemos olvidarnos de los accesorios. En tiendas online como StreetPadel dispones de una amplia gama de productos y accesorios para prevenir lesiones en el pádel. Una buena codera no debe faltar cuando saltemos a la pista, ya que también reducen el riesgo del ‘codo de tenista’. El uso de estas coderas reducen hasta en un 50% las vibraciones que llegan al codo tras cada golpe.

Las muñequeras y rodilleras también ayudan a proteger las articulaciones. Deberían ser obligatorias sobre todo en aquellos jugadores con muchos partidos semanales.

Como vemos, prevenir las lesiones en el pádel está al alcance de nuestra mano.