Inicio ASP Identificada diana potencial para el tratamiento de la picazón

Identificada diana potencial para el tratamiento de la picazón

Compartir

Un equipo de investigadores ha encontrado cómo las células nerviosas sensoriales trabajan juntas para transmitir señales de picazón de la piel a la médula espinal, desde donde las neuronas luego llevan esas señales al cerebro. Su descubrimiento podría ayudar a los científicos a encontrar maneras más eficaces para detener la picazón.

Los investigadores, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, informan de los nuevos hallazgos en la edición del 19 de julio de la revista Science Signaling.

Al interferir en la actividad de las neuronas sensoriales, podremos ser capaces de inhibir varios tipos de picazón“, dijo el investigador principal, Zhou-Feng Chen, PhD, director del Centro universitario para el Estudio del Picor. “Parece que existe una diafonía entre los caminos llamados canales de calcio de las células nerviosas sensoriales que procesan la señal de picazón“.

Los investigadores estudiaron los canales de calcio de las neuronas, que permiten el transporte de iones de calcio de una célula nerviosa a otra, ayudando a las células a transmitir señales de picazón de la piel a otras células en la médula espinal.

El equipo de Chen se centró en el ganglio de la raíz dorsal de ratones de laboratorio, una estructura cerca de la médula espinal que está llena de células nerviosas sensoriales, y que procesa las señales de la piel y las transmite a las neuronas en la médula espinal.

Los investigadores observaron cómo las neuronas del ganglio de la raíz dorsal transmiten dos tipos de señales de picazón. Una señal, llamada prurito inducido por histamina, está causada por picaduras de insectos, por ejemplo, y responde a los antihistamínicos como el Benadryl. El otro tipo de picazón, llamado prurito inducido por cloroquina, a menudo es experimentado por pacientes de malaria que toman cloroquina para controlar sus síntomas.

Los científicos habían pensado que las señales de histamina viajaban a través de un tipo de canal de calcio, mientras que las señales de cloroquina viajaban a través de un canal diferente.

Pero cuando los científicos modificaron genéticamente a ratones sin el canal que procesa las señales de histamina y luego se expusieron a los animales a la histamina, los ratones todavía se rascaban. Los ratones también se rascaban cuando fueron expuestos a la cloroquina aunque carecieran de los canales de calcio que transmiten las señales de prurito inducido por cloroquina.

El equipo de Chen – desconcertado por estos resultados – pasó años en busca de una explicación. Después de docenas de experimentos, los científicos descubrieron que un tercer canal de calcio llamado TRPV4 puede transmitir ambos tipos de picor. También aprendieron que el TRPV1, el canal que transmite el prurito inducido por histamina, también juega un papel en la picazón inducida por cloroquina, al ayudar al TRPV4 a procesar las señales de picazón. El hecho de que esté implicado en estos dos tipos de picor plantea la posibilidad de que el canal TRPV4 también juegue un papel en otros tipos de picazón, incluyendo la picazón crónica.

La gran sorpresa es que a pesar de estos diferentes tipos de picor tienen diferentes causas, estos dos canales de las células sensoriales pueden trabajar juntos para señalar los dos tipos de picazón“, dijo Chen, profesor de anestesiología, psiquiatría y biología del desarrollo.

Hemos encontrado que el canal TRPV1 que procesa el picor inducido por histamina parece funcionar como un tipo de chaperona molecular en las neuronas sensoriales, ayudando a otros canales a que procesen las señales de picazón y que las transmitan a la médula espinal“.

Chen dijo que el hecho de demostrar que los canales funcionan de forma conjunta explica cómo las células sensoriales pueden procesar numerosos tipos de señales medioambientales, incluso el picor que resulta de diferentes cosas. También sugiere que los canales que identificó su equipo pueden ser dianas para el tratamiento del picor.

Esto nos proporciona nuevas dianas terapéuticas“, explicó. “Al dirigirnos a un único canal en la periferia, puede ser posible reducir el prurito inducido por histamina, la picazón inducida por cloroquina e incluso tipos de prurito crónico que no responden a las terapias actuales“.
..Susana Calvo