No se pierda

Investigadores producen la primera vacuna ampliamente protectora contra la clamidia

21 de julio, 2016
vacuna ITS

Los investigadores del Instituto G. Michael DeGroote de Investigación de Enfermedades Infecciosas en la Universidad de McMaster han dado los primeros pasos hacia el desarrollo de una vacuna contra una de las infecciones de transmisión sexual (ITS). El equipo ha desarrollado la primera vacuna ampliamente protectora contra la clamidia, una ITS común que prácticamente asintomática, pero que afecta a 113 millones de personas en todo el mundo cada año y puede resultar en infertilidad.

En un estudio publicado recientemente en la revista Vaccine, los investigadores muestran que un nuevo antígeno clamidial conocido como BD584 es una vacuna candidata potencial para el tipo más común de clamidia, conocida como asChlamydia trachomatis.

Dado que la mayoría de las infecciones por C. trachomatis son asintomáticas, la clamidia puede a menudo no ser tratada y que dé lugar a infecciones del tracto genital superior, enfermedad inflamatoria pélvica e infertilidad. Esta es la razón por la promesa de una vacuna sería muy beneficiosa, dice David Bulir, co-autor del estudio.

Los esfuerzos por desarrollar una vacuna en las últimas tres décadas han sido improductivos y no hay ninguna vacuna aprobada para su uso en humanos“, dijo Bulir, que acaba de terminar su doctorado en ciencias médicas en McMaster.

La vacunación sería la mejor manera de prevenir una infección por clamidia, y este estudio ha identificado importantes nuevos antígenos que podrían ser utilizados como parte de una vacuna para prevenir o eliminar las consecuencias reproductivas perjudiciales de las infecciones no tratadas“.

En el estudio, el BD584 fue capaz de reducir la secreción de Chlamydia – un síntoma de la C. trachomatis – en un 95 por ciento. El antígeno también disminuyó el hidrosalpinx, otro síntoma de la C. trachomatis, que consiste en el bloqueo de las trompas de Falopio por fluidos serosos, en un 87,5 por ciento.

Los resultados parecen muy prometedores, dijo el autor James Mahony, profesor de Patología y Medicina Molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de McMaster e investigador del St. Joseph Healthcare Hamilton’s Research Institute, donde se realizó el trabajo.

El co-autor y estudiante de doctorado de McMaster, Steven Liang, explica, “no sólo es que la vacuna sea eficaz, sino que también tiene el potencial de ser ampliamente protectora contra todas las cepas de C. trachomatis, incluidas las que causan tracoma“.

El tracoma es una infección ocular causada por la clamidia y es la principal causa de ceguera prevenible que afecta a millones de personas en muchas regiones del mundo de escasos recursos.

La vacuna se administraría a través de la nariz. Esto es fácil e indoloro y no requiere de profesionales de la salud altamente capacitados para administrarla, lo que hace que sea una solución de bajo coste para los países en desarrollo“, dijo.

El siguiente paso será hacer más pruebas de su eficacia contra diferentes cepas de Chlamydia y con diferentes formulaciones. El estudio fue financiado por los Institutos Canadienses de Investigación en Salud.
..Susana Calvo