Inicio ASP El servicio de Traumatología del Hospital de Guadalajara, el primero de España...

El servicio de Traumatología del Hospital de Guadalajara, el primero de España en realizar una reconstrucción capsular superior

Compartir

El servicio de Traumatología del Hospital Universitario de Guadalajara ha llevado a cabo con éxito una reconstrucción capsular superior, una técnica que primera vez se ha realizado en la sanidad pública española.

En nota de prensa, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha explicado que se trata de una intervención indicada para pacientes relativamente jóvenes con una rotura amplia del manguito rotador y en los que por su edad, resulta más adecuada que la colocación de las prótesis tradicionales de hombro.

La intervención la llevó a cabo un equipo formado por el jefe del servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital, Álvaro Minuesa, junto a los especialistas en Traumatología de la Unidad de Miembro Superior Ignacio González y María Jesús Gómez, la anestesista Elena Pumares, las enfermeras Yolanda Moreno y Esther Martín Rodrigo y la auxiliar Sagrario Rodrigo. Ha sido retransmitida y grabada para su visionado por especialistas en Cirugía de miembro superior de toda España, y para llevarla a cabo ha sido necesaria la formación específica de todo el equipo de profesionales que ha intervenido. Minuesa ha valorado “su implicación y esfuerzo para ofrecer cada vez un mejor servicio y atención a los pacientes”.

Desde un punto de vista técnico, y a diferencia de la cirugía convencional abierta, se ha realizado por cirugía artroscópica, a través de pequeñas incisiones. Las ventajas consisten en un menor tiempo de ingreso, menos complicaciones y posibilidades de reingreso y sobre todo, por su durabilidad, se evita la posterior retirada de la prótesis.

Como injerto, durante la intervención, se ha empleado un parche de dermis porcina, “una solución biológica porque este parche se va rellenando: proliferan células del paciente y se logra algo vivo, estable y duradero”, ha explicado Minuesa.

Sin embargo, como destaca el jefe de Traumatología, el hecho de que solamente pueda emplearse en un tipo concreto de pacientes se debe a que “la integración del parche es un proceso biológico, que a mayor edad va siendo más difícil”. Es por esto por lo que no está indicado en el caso de pacientes más mayores, ya que en esa circunstancia “se necesita determinado potencial biológico que se va perdiendo con la edad”.

Hasta la fecha, se han llevado a cabo en Europa 20 intervenciones como la realizada esta semana en el Hospital Universitario de Guadalajara, y cerca de 150 en Estados Unidos. Se calcula que en Guadalajara, cada año alrededor de 10 pacientes podrían ser candidatos idóneos para la realización de esta técnica.
..Redacción