No se pierda

Solo el 10% de las plazas del personal sanitario de vacaciones se cubre y desde 2012 se han perdido 24.559

22 de julio, 2016
Hospital-Virgen-del-Rocio-de-Sevilla

Los hospitales españoles han cerrado un total de 10.603 camas en el conjunto del Sistema Nacional de Salud, como consecuencia directa de la falta de personal durante los meses de vacaciones, según datos cerrados a 21 de julio recabados por los delegados de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

Esta situación es generalizada en el conjunto de las comunidades autónomas, aunque destacan especialmente Andalucía (con el cierre de 2.350 camas), Madrid (1.510), Galicia (985), Comunidad Valenciana (950) y País Vasco (900).

Los datos son:

  • Andalucía: 2.350
  • Aragón: 514
  • Asturias: 309
  • Baleares: 120
  • Canarias: 312
  • Cantabria: 186
  • Cataluña: 712
  • Castilla-León: 726
  • Castilla-La Mancha: 400
  • País Vasco: 900
  • Extremadura: 220
  • Galicia: 985
  • La Rioja: 89
  • Madrid: 1.510
  • Murcia: 200
  • Navarra: 120
  • Comunidad Valenciana: 950

Desde CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, denunciamos la dejadez generalizada por parte de gobiernos autonómicos de todos los signos políticos ante un servicio esencial de nuestro Estado del Bienestar, teniendo en cuenta que durante estas fechas solo se cubre de media el 10 por ciento de las bajas del personal en vacaciones.

Esta situación se repite año a año y es otro de los síntomas del deterioro que ha sufrido la sanidad desde el comienzo de la crisis, como consecuencia directa de los recortes presupuestarios.

La prueba más fehaciente es el descenso experimentado en las plantillas, donde se han perdido un total de 24.559 efectivos desde enero de 2012, cuando empezó a producirse la sangría en este sector, con un cambio de tendencia a la baja. Así, mientras en 2012 había 505.185 efectivos, en la actualidad nos encontramos con 480.626.
Por todo ello y coincidiendo con el nuevo curso parlamentario, CSIF hace un llamamiento al Gobierno en funciones y al conjunto de las fuerzas políticas a que tomen conciencia de la gravedad de la situación de nuestra sanidad y que incluyan en las conversaciones para la investidura y en la oposición medidas efectivas para mejorar la calidad de la sanidad española.

Desde ya, reclamamos la necesidad de negociar la convocatoria de empleo público para el próximo año, teniendo en cuenta la premura en la elaboración de los próximos Presupuestos Generales del Estado. CSIF reclama acabar con la tasa de reposición (límites a la sustitución de, personal que se jubila) y realizar un análisis exhaustivo de las plantillas para reforzar allí donde sea necesario.

Hacemos extensivo este mensaje a la recién nombrada presidenta del Congreso, Ana Pastor, –a la que felicitamos y trasladamos nuestros mejores deseos–, máxime teniendo en cuenta que fue responsable de la cartera de Sanidad, a que propicie con su interlocución y voluntad de consenso, un Pacto de Estado en el Sistema Nacional de Salud que ponga fin a la que probablemente ha sido una de las etapas de recortes más nefastas de la historia de nuestra democracia.