No se pierda

La resistencia al tamoxifeno está vinculada a niveles altos de estrógeno en el útero

12 de septiembre, 2016
tamoxifeno (1)

Un estudio en animales sugiere que la resistencia a la terapia con tamoxifeno en algunos cánceres de mama con receptores de estrógenos positivos puede originarse a partir de la exposición intrauterina a alteradores endocrinos. El estudio proporciona un nuevo camino en la investigación humana dado que aproximadamente la mitad de los cánceres de mama tratados con esta terapia común de cáncer no responden bien, dicen los investigadores del Lombardi Comprehensive Cancer Center de Georgetown, que dirigió la investigación multi-institucional.

El estudio, publicado en la revista del Instituto Nacional del Cáncer (JNCI), identificó cuatro genes que están relacionados con la resistencia al tamoxifeno y el mal pronóstico del cáncer de mama, mediante la comparación de los resultados obtenidos de un nuevo modelo animal, de las células de cáncer de mama humanas en cultivo, y de conjuntos de datos disponibles públicamente recogidos de miles de pacientes con cáncer de mama con receptores de estrógenos positivos tratados con tamoxifeno.

Los niveles más altos de estrógeno en el útero han sido conocidos por aumentar el riesgo de cáncer de mama con estrógenos positivos en animales de laboratorio – y los seres humanos – pero no se ha conocido hasta este estudio que estos niveles elevados también pueden ser responsables de la resistencia al tamoxifeno“, dice la co-autora principal de estudio, Leena Hilakivi-Clarke, PhD, profesora de oncología en Georgetown Lombardi.

Los investigadores demostraron además que se revertieron los cambios en estos genes mediante la adición de fármacos epigenéticos modificadores bien tolerados, el ácido valproico y la hidralazina, al régimen de la terapia con tamoxifeno. Estos medicamentos también impidieron la resistencia al tamoxifeno y la recurrencia del cáncer de mama en el modelo animal.

Hemos descubierto que los mismos genes responsables de la resistencia al tamoxifeno en nuestros animales también se desactivan en las células de cáncer de mama humano que no responden al fármaco“, dice. “Dado que estos genes fueron silenciados epigenéticamente – lo que significa que no se alteraron de manera irreversible , simplemente se desconectaron – fue posible volver a activarlos. Queda por determinar si estos genes son marcadores de la exposición a los estrógenos en el útero en pacientes con cáncer de mama“.

El tamoxifeno es un excelente agente, tanto para prevenir el cáncer de mama en mujeres de alto riesgo, como para reducir la recurrencia del cáncer en mujeres que desarrollan tumores, por lo que nuestro objetivo es asegurar que los pacientes que usan este medicamento puedan responder a él“, dice Hilakivi-Clarke.

El modelo animal utilizado es el mismo que se utilizó hace más de 40 años para descubrir que el tamoxifeno previene el cáncer de mama. Se utilizó en este estudio por primera vez para estudiar los factores que hacen que el cáncer de mama con receptores de estrógenos positivos reaparezca durante el tratamiento con tamoxifeno.

Los investigadores llevaron a cabo el estudio mediante el uso de un alterador químico del sistema endocrino presente en niveles bajos en el agua potable – etinil estradiol (EE2), un ingrediente de las píldoras anticonceptivas y de la terapia de reemplazo hormonal. “Todo el mundo está expuesto a algunos estrógenos ambientales, y muchas mujeres embarazadas producen una gran cantidad de esta hormona de forma natural“, dice Hilakivi-Clarke. “Las exposiciones pueden presentar riesgos en términos de riesgo de cáncer de mama y de resistencia al tamoxifeno“.
..Susana Calvo